Apaga y vámonos

Pajas mentales

Siendo imposible conocer a la hora de escribir estas líneas el resultado del congreso popular, mejor tiramos por otros derroteros, no sin señalar que estoy convencido del triunfo de Celia Lledó, que además de controlar a las bases del partido se ha encontrado con una candidatura rival floja-floja en la que lo más “destacado” es el desembarco de Iniciativa Independiente, a pesar de que Cristina Costa dijera lo contrario, metiendo la pata y demostrando así que ni siquiera conoce a las personas que la acompañan en su extraña aventura.
En cualquier caso, y dada la coyuntura, el destino nos podría regalar una carambola de las que hacen época. La idea no es mía, sino de mi amigo J., al que tomé por un cachondo cuando me la formuló, pero según van sucediéndose los acontecimientos estoy empezando a pensar que de cachondo, nada. Un visionario el tío, y además de los buenos. Escucha, Aure, me decía J. en su día, cuando el follón de los G´s daba sus primeros pasos. Celia de tonta no tiene un pelo, y a mí me mosquea mucho su apoyo a Ripoll en lugar de a Camps, que le puso el triunfo en bandeja con su promesa de la plaza de toros. ¿Crees que la alcaldesa estaba al tanto de los trajes del Bigotes y sabía que Camps era el caballo perdedor?

No creo, contesté yo convencido. Pero ha pasado el tiempo y a Don Francisco Camps le han pillao con el carrito del helao. No es que el Sastrecillo Valiente dijera que la red corrupta de Correa y Cía regalaba trajes al President y a Ricardo Costa, es que el auto judicial recién publicado –sin intervención alguna de Garzón, conste para los hooligans– aporta hasta 11 indicios distintos que demuestran la comisión de un delito de cohecho. El delito en sí no es muy grave, pero sus consecuencias políticas sí, máxime cuando Milano Bonito asegura que está “deseando declarar ante el juez para aclarar todo” mientras sus abogados trabajan día y noche para conseguir lo contrario y, lo que es peor, cuando dice que estuvo en Madrid pagando en metálico los trajes el mismo día que, según su agenda, las hemerotecas y mis dos ojitos, porque lo vi en vivo y en directo, estuvo en Alcoy y en Villena.

Ya veremos lo que pasa ahora, dónde se meten sus Consellers, la Sra. De Cospedal o el mismísimo Mariano Rajoy, esos que llevan meses poniendo la mano en el fuego por Camps y asegurando que esto es una caza de brujas, en lugar de asumir que existe una trama corrupta que se ha beneficiado de contratos y adjudicaciones en dos comunidades populares, tomar cartas en el asunto, expulsar a los responsables y defender el buen nombre del partido, pero de momento medios tan poco sospechosos de ir en contra del PP como El Mundo o Libertad Digital ya están dejando asomar por sus portadas la palabra “dimisión”, y se habla incluso de que Camps se largará a su casa antes de tener que vérselas con un jurado popular.

¿Y qué pinta Celia en todo esto? Pues imaginen conmigo: si Camps cae, caen tras él muchos de sus respaldos actuales… y alguien tendrá que asumir el mando. ¿Vendrán Fabra –y sus corruptelas– desde Castellón? Dudo que le dejen, porque será el siguiente en caer. ¿Resurgirá el Zaplanismo alicantino de la mano de Ripoll, intentando recuperar el poder perdido tras la marcha de D. Eduardo? Es más que posible. Y si se da el caso, ahí estará Celia, en primera fila. Pero esto no son más que especulaciones, claro.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba