Cita con las Citas

Pecado de orgullo

Todavía hay hombres que creyéndose mejor capacitados que ellas para muchas cosas, menosprecian la voz femenina

Ayer era frecuente utilizar la expresión "sexo débil" para referirse a las mujeres, al "conjunto de las mujeres" definía sin más el diccionario de la RAE. En diciembre de 2017, la propia Academia en la primera actualización de la vigésimo tercera edición del Diccionario de la Lengua Española –edición de 2014– matizó lo de "conjunto de las mujeres" añadiendo que era "usado con intención despectiva o discriminatoria".

Y si "sexo débil" el conjunto de las mujeres, "sexo fuerte" el de los hombres. Y esto último también actualizado por considerar ahora, su uso, "en sentido irónico". Por otro lado estaba, ayer también, lo de "bello sexo" y "sexo feo" para referencia de mujeres y hombres respectivamente.

Bertrand Russell afirmó:

La creencia en la superioridad del sexo masculino es un ejemplo del pecado de orgullo. No ha existido nunca, creo, razón alguna para suponer una innata superioridad del hombre, fuera de que posee una superior musculatura.

Sin desautorizar a Russell, bien sabemos que no siempre lo de una superior musculatura.

Pero todavía hay hombres que sintiéndose más fuertes que las mujeres y creyéndose mejor capacitados que ellas para muchas cosas, menosprecian la voz femenina. La voz y sus quehaceres. A veces hasta enmudeciéndolas, ignorando sus desvelos y capacidades. Pecando, muy machotes, de orgullo.

Ilustración: Joaquín Marín

[Total:3    Promedio:3.7/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba