Calle Mayor

Perder un tren, y otro, y otro

Que se nos borre de la cabeza la idea de que en Villena tenemos un servicio de cercanías

Vinieron a darlo todo. El cartel informativo, que todavía hoy puede leerse en la estación de tren de Villena, nos habla nada menos que de 134 flamantes servicios semanales para trasladarnos desde Villena hasta Alicante, en ambos sentidos, beneficiándose para ello las paradas intermedias de Sax, Elda-Petrer, Novelda-Aspe y la Universidad de Alicante.

¿Qué ha quedado de todo ello un año y medio después? No quiero ser pesimista, pero les invito a que entren en la web de la entidad y jueguen a planificar posibles recorridos de ida o de vuelta. En laborables y en festivos.


Los primeros trenes para ir de Alicante a Villena en un día laborable son Medias Distancia que salen casi a la vez. Uno que va a Valencia (10.03) y otro a Ciudad Real (10.12). Entre las 6 de la mañana y 10.00, ninguno. Eso sí. Cuando llega a Villena el que va a Valencia, para en el andén más cercano al pase. Tres minutos después, el que se dirige a Ciudad Real para en el andén que nos obliga a pasar un paso subterráneo de ocho + quince escalones. ¿El motivo? Si pasaban los dos trenes seguidos por la misma vía corremos el riesgo de que algún valenciano se vaya a Ciudad Real.


Del servicio de Regionales prometido a bombo y platillo durante los meses previos a 2018 a los que realmente podemos permitirnos en la realidad, dista un buen trecho. Si la línea Alicante-Villena funcionara como cercanías, sería otra cosa. Se asemejaría a Alicante-Murcia-Lorca (donde el billete se paga por zonas, y cuesta lo mismo ir de Lorca a Murcia que de Lorca a Alicante, con el doble de kilómetros). Los servicios serían continuos, cada hora. Pero no hay comparación posible. Que se nos borre de la cabeza la idea de que en Villena tenemos un servicio de cercanías.


A falta de dicho servicio, digamos que en Villena tienen la deferencia de hacer parada trenes que no son para nosotros, como los Media Distancia que el gobierno Castellano Manchego mantiene para unir sus provincias, y el valenciano con el murciano.

También los servicios de Talgo, que desde el día 22 de junio de 2020 pasaron a denominarse Intercitys, y desde cuya tarifa (Villena-Alicante, 16’50 euros) dejan claro que no se han creado para usar en recorridos cortos.



El caso del Talgo es también singular, por cuanto lleva casi una década de retraso pasando por una vía que no es la suya. Debían marchar por la vía de ancho internacional, y enlazar por La Encina hasta tierras de Moixent y Vallada, para lo cual, es más que interesante que nuestros trenes regionales cuiden el recorrido con estos pueblos para asegurarnos en el futuro el servicio con la provincia de Valencia.

En todo este cúmulo de retrasos y aplazamientos, cuando ni siquiera Adif se atreve a poner fecha a la inauguración de la Estación del AVE de Elche en Matola, y lo que es peor, a si construirá una línea que la una con la estación de Elx-Parc, en la estación Villena-Alta Velocidad continuamos sufriendo ante el nulo compromiso por parte de las administraciones a la hora de ponerse de acuerdo para construir unos accesos dignos a la millonaria infraestructura.

Después, pecata minuta, está el doble ascensor que facilitará el acceso a los dos andenes. Como quien no quiere la cosa, ha pasado casi medio año desde que se hizo pública su aprobación. ¿Cuándo estará en marcha?



Por último, la Asociación de Amigos del Chicharra se empeña en poner en valor aquel conjunto de infraestructuras que cerraron hace 51 años. No es hacer ciencia ficción ni ser visionario pensar en cómo habría podría haber cambiado este polo de comunicaciones ferroviarias si unos cuantos obstinados se hubiesen empeñado en mantenerlo con punto de unión de las provincias de Alicante, Valencia, Murcia y Albacete, Mediterráneo y Meseta, teniendo muy claro que no había mejor sitio para el AVE, así pasaran cuarenta años, y dado que el pueblo, como se vio, no creció hacia el sur. La estación de Villlena sería, a la manera de las de Córdoba, Castellón o Valladolid, una estación urbana de las grandes y nutridas.

Ahora, con el estropicio hecho y asumido, pugnamos entre las pequeñas y menos competitivas. Esperamos que algún año nos pongan el ascensor en la estación del paseo. Y que nuestros héroes del Chicharra logren algún reconocimiento oficial. Esas son nuestras pequeñas conquistas cotidianas.




[Total:7    Promedio:3.3/5]
Etiquetas

3 comentarios

  1. Ahora hay menos servicios de trenes debido a la pandemia. Renfe ha reducido la oferta de trenes, aquí, en Barcelona, en Ourense y en el resto de España.

    Poco a poco irán recuperando su oferta.

    Y lo de los ascensores… ya sabemos cómo funciona la Administración, el proceso de adjudicación de contratos tiene su tiempo…

    1. Los servicios de Cercanías de los núcleos Murcia/Alicante, Valencia o Madrid, por poner 3 ejemplos, son a fecha de hoy exactamente los mismos que en julio de 2019 o julio de 2018.
      Este tema lo conozco bien y lo único que quiero resaltar en el artículo es que la conexión Villena-Alicante se ha roto antes de consolidarse. No hago responsable a las autoridades locales. Ni muchísimo menos.
      Sólo apunto que esto es el pez que se muerde la cola. Ante un servicio tan calamitoso, los usuarios se pierden. Y sin un nutrido número de usuarios, no hay servicio que valga.

      1. El servicio Villena-Alicante NO es de cercanías, es de Regional.
        Los servicios de cercanias como tal funcionan como deberían. Los de Regional (MD) no.

        No puedes comparar peras con manzanas, no puedes comparar cercanias con regional porque son servicos distintos.

        Menos mal que lo conoces bien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba