Empresas

Rototank prevé triplicar su volumen de negocio y busca suelo para crecer en Biar

La empresa, comprada por el expresidente de la CEOE, Joan Rosell, se expande con fuerza en Sudamérica

El empresario catalán Juan Rosell, expresidente de la patronal nacional (CEOE), que entre otros sectores se dedica a la recogida de residuos, ha tenido durante años como proveedora para los contenedores de sus camiones a la firma Rototank, con sede en Biar. Una alianza que en su día supuso la entrada de Rosell como socio minoritario de la empresa, y que este verano derivó en la adquisición de la mitad del capital.

Desde entonces, Rototank no ha dejado de crecer. La firma de Biar, heredera de la antigua juguetera Jesmar, cerrará el ejercicio 2020 con un volumen de negocio superior a los 5 millones de euros (4,6 millones en 2019), y su plan de negocio contempla alcanzar los 12 millones de euros en dos años, de forma que prácticamente triplicará sus ingresos respecto al último ejercicio.

El crecimiento de la empresa, líder en la fabricación de contenedores con la técnica del rotomoldeo (mucho más eficiente que la inyección tradicional), está directamente relacionada con un ambicioso plan de internacionalización que la ha llevado a introducirse con fuerza en Latinoamérica, y especialmente en Chile y Argentina, país al que acaba de suministrar 500 unidades de sus contenedores. Para crecer en Europa, Rototank ha firmado un acuerdo con la alemana Schaefer, líder en el sistema de carga lateral, para posicionarse en los principales mercados.

No obstante, también se está posicionando con fuerza en el mercado nacional, donde trabaja con varias grandes ciudades y este verano ha firmado un importante contrato con la Diputación de Ciudad Real.

El incremento del negocio previsto por la empresa ha hecho que sus responsables ya estén pensando en construir unas nuevas instalaciones, según ha explicado a Alicante Plaza el CEO de Urban Gravity, Johnny Rosell. El plazo que se ha dado la firma son los dos años en los que prevé alcanzar los 12 millones de facturación.


Ampliación de instalaciones

Según Rosell, la intención de la empresa es construir desde cero una nueva nave diáfana en la que se agrupe todo el proceso productivo y logístico de los contenedores de Rototank, que actualmente se lleva a cabo en la nave que la empresa posee en la carretera de Villena en Biar.

El objetivo es que las instalaciones sean más modernas y funcionales, dado que su actual nave ha ido creciendo de forma desordenada en función de las necesidades de la empresa. La firma, que da trabajo en estos momentos a 35 personas, aunque también prevé un aumento de su plantilla en los próximos años, busca para ello suelo en la zona de Biar.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba