Medio Ambiente

Salvatierra denuncia nuevas agresiones a las estepas cerealistas de Villena

La transformación de cereal a cultivos de leñosas está dañando gravemente estos espacios naturales protegidos por la Red Natura 2000

Un año después desde que Salvatierra denunciara la destrucción de más de 100 hectáreas de estepas cerealistas en la Zona de Especial Protección para las Aves de Moratillas, la asociación hace un llamamiento a las administraciones y a la población en general para salvar in extremis los últimos retazos de estos hábitats y su fauna en la Comunitat Valenciana.

Tras las notificaciones a SEPRONA, agentes medioambientales y técnicos de medio ambiente para frenar las plantaciones de almendros y olivos dentro del espacio natural protegido, se abrió un Acta de Paralización, que fue remitida a la Conselleria con competencias en medio ambiente. Esto no sirvió para detener dicha actividad, y el propietario procedió a terminar la plantación, sin valoración preliminar de repercusiones sobre la Red Natura 2000 y sin que ninguna administración interviniera para hacer cumplir la ley.

A su vez, desde la asociación conservacionista Adensva se presentó una denuncia ante la Fiscalía provincial de Alicante, ya que dichas transformaciones son incompatibles con la conservación del sisón común, la ganga ortega y otras especies amenazadas que se encuentran incluidas en el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas y cuya presencia en la zona fue el detonante para ser declarado espacio protegido.

La Fiscalía archivó la denuncia, aun reconociendo la necesidad de evaluación detallada de dicha actividad, su vigilancia, necesidad de remisión de Proyecto y la apertura de expediente sancionador.

Esto ha concluido en que dicha plantación se mantenga,e incluso se amplíe, provocando un efecto llamada hacia los propietarios de terrenos aledaños para transformar sus parcelas de igual modo, lo que ha acelerado la destrucción de dicho espacio natural.

Cabe destacar que el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas está en revisión y que la Conselleria aceptó las alegaciones de Salvatierra y otras entidades para clasificar En Peligro de Extinción al sisón y a la ganga ortega ante la drástica caída de sus poblaciones, que desaparecerán en menos de 10 años si su tendencia actual continúa.

Desgraciadamente, esta visión de la administración sobre el papel no queda reflejada en el campo.



Desde Salvatierra se va a estudiar la toma de acciones legales contra la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, ya que es la responsable de garantizar la conservación de los espacios naturales protegidos, y no solo se está omitiendo cualquier tipo de medida real para evitar la transformación de las estepas cerealistas, sino que incluso podría estar incentivándose al mismo tiempo su destrucción al subvencionar la plantación de cultivos de leñosas, a pesar de ser opuestos a la conservación de dichos enclaves. También se va a exigir a las autoridades competentes que las parcelas transformadas ilegalmente se reviertan a su estado original.

Mientras estas actuaciones se llevan a cabo, en Moratillas se ha extinguido el cernícalo primilla, se ha pasado de once machos territoriales de sisón en 2003 a un ejemplar solitario en 2021 y en general, se ha dejado colapsar un ecosistema donde la agricultura tradicional y la conservación de la biodiversidad iban de la mano.

(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba