Economía

Tania Martínez: “Este taller es lo que me habría gustado encontrar para comunicar mi proyecto con más confianza desde el principio”

Entrevista a la villenense Tania Martínez, periodista y copywriter que se lanzó a emprender y ahora ayuda a más emprendedores y empresas a crecer gracias a la comunicación digital

El próximo sábado 17 de septiembre la periodista villenense Tania Martínez imparte un taller de comunicación en Biar. Hasta ahora las formaciones que ha dado han sido digitales y ha trabajado fuera de Villena desde que empezó su carrera. Charlamos con ella para conocer más de la profesión de copywriter, cómo llegó a ella y qué nos trae con su taller.

Tania, hace casi 10 años hiciste prácticas en EPdV, ¿qué has hecho desde entonces y qué es lo que más ha cambiado para ti en lo profesional?

Cuando llegué aquí pidiendo hacer mis prácticas como redactora era mi tercer año de universidad, lo recuerdo perfectamente. En ese momento hacía colaboraciones en revistas digitales dedicadas a la música y la cultura. Desde entonces he pasado por varias etapas, y lo que más ha cambiado son mis objetivos y la visión de hasta dónde puedo llegar.

¿Cómo pasaste de la redacción al marketing y al copywriting?

Después de periodismo estudié también sociología, porque me obsesiona el comportamiento humano, la teoría de la comunicación y todo lo que hay detrás de cómo decidimos y nos relacionamos las personas. Sin embargo, por la necesidad de trabajar y las ganas de ejercer como redactora acabé en periódicos digitales especializándome en seguridad y defensa, pasando por conflictos internacionales y geopolítica. También lo disfrutaba, pero la vida me enseñó que ese no era mi camino.

Una mala experiencia me hizo rechazar de lleno el que creía que era mi deseo. Después entendí que objetivo y deseo no son lo mismo -los deseos tienen en cuenta nuestra felicidad, los objetivos no necesariamente- y que si quería contar historias tenía que hacerlo desde otro lugar, que no tendría espacio donde otros toman las decisiones. Así es como dejé la redacción en periódicos.

¿Eso tiene que ver con algo de rebeldía? Te recuerdo rebelde cuando pasaste por aquí…

Sí, creo que lo era y que lo sigo siendo (para lo bueno y para lo malo). Es cierto que no me gusta que me digan lo que tengo que hacer. Gracias a eso soy muy perseverante con lo que quiero y me atrevo a tomar decisiones sin que la opinión de otras personas me condicione. Diría que es una debilidad y una fortaleza al mismo tiempo. Porque no es fácil ser fiel a los propios deseos, hay gente que se opone y juzga, pero hacerlo me recompensa.

¿Qué pasó entre que dejas el periodismo y decides emprender?

Tuve la oportunidad de trabajar en comunicación corporativa. Eso amplió mi visión y gracias a grandes personas con las que trabajé recuperé mucha confianza en mí. Después de casi dos años llegó el confinamiento, y al bajar el ritmo me permití un espacio de reflexión que me llevó a reconectar conmigo y volver a plantearme qué quería y si estaba en el camino a conseguirlo. Ahí fue cuando di el paso a emprender. Decidí dejar Madrid y especializarme en la parte del marketing que más me gusta y que tiene mucha relación con la sociología.

Explícanos qué es el copywriting y qué haces tú como copywriter.

Es redacción publicitaria. No es nada nuevo pero aquí en España se empezó a llamar copywriting hace pocos años. Son todos los mensajes (escritos o hablados) que conectan lo que una marca ofrece con lo que un público está buscando. El copy no está solo en anuncios o en contenidos enfocados 100% a la venta. En comunicación digital y captación de clientes online hay muchos ejemplos, que no son solo anuncios o páginas de venta, por nombrar un par: puedes invitar a que los usuarios se suscriban a un formulario para descargar un contenido, y a partir de ahí tener sus contactos para enviarles campañas de email marketing, que también lo hace un copywriter. Hago todo lo que es marketing de contenidos para captar nuevos clientes y fidelizar a los actuales.

Sin haber estado en Villena durante tantos años y con la maleta casi hecha para volver a irte, ¿cómo surge la idea de dar este taller de comunicación?

En un curso en el que soy alumna varios compañeros me animaron a que dé más formación, la verdad es que lo disfruto y cada vez me lo piden más personas. Así que me planteé cómo me apetecía más hacerlo y cómo podría aportar más. El resultado es este formato de jornada presencial, en un sitio bonito y uniendo lo que mejor sé hacer y con lo que ayudo a más personas -que es comunicar más y mejor- con la parte de psicoterapia que es muy potente para conseguir resultados en cualquier área. La psicoterapeuta que me acompaña en este taller es mi tía, Mª Teresa Tomás, tiene años de experiencia y es muy buena. Me encanta que hagamos esto juntas, y para mí hacer este taller es mi mejor aportación antes de despedirme por otra larga temporada.

¿Puedes resumir en qué consisten estas dos partes del taller?

Una primera parte está enfocada en la creación de mensajes. Cómo empezar, cómo cerrar cada mensaje y cómo estructurarlo, ya sea un discurso para dar en público, preparar una negociación o contenido para compartir en internet. Trabajamos cómo lograr el objetivo final de toda la comunicación, que es transmitir esa confianza que hace que quieran trabajar contigo. Hay también una parte de lenguaje corporal. Y la segunda parte es la que hacemos con la psicoterapeuta que trabaja los bloqueos a la hora de comunicar. Es una parte más espiritual para descubrir qué nos impide expresarnos desde donde nosotros sentimos y desde nuestros valores, qué miedos tenemos al mostrarnos y cómo eso se traslada a la comunicación. El objetivo es ganar confianza y generarla en y hacia los demás. Este taller es lo que me habría gustado encontrar a mí cuando decidí emprender, para comunicar mi proyecto con más confianza desde el principio.

Si te interesa tener más información sobre el taller, entra a verlo haciendo clic aquí. https://taniamtom.com/formacion-presencial-alicante/

Como autónoma y freelance ¿echas de menos el trabajo estable y de sueldo fijo?

Para nada, ni siquiera creo que sea más estable o “seguro” trabajar por cuenta ajena. En una empresa que no es tuya, aun con un puesto cómodo como el que tenía yo antes de decidir emprender, muchas cosas pueden cambiar en poco tiempo y verte en la calle. Y cosas que al no estar tú al mando no puedes controlar ni prevenir. Siendo autónoma tengo muchas responsabilidades, y eso es positivo, es sinónimo de libertad aunque no sea fácil. Me gusta decidir con quién trabajo y de qué manera. Echo más horas, tanto en trabajo como en formaciones, pero es diferente hacerlo por elección propia y con la seguridad de saber a dónde quiero ir. Ser freelance no es más arriesgado que quedarte esperando a que otro vele por ti.

(Votos: 8 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba