Sucesos

Un preso de Villena causa un incendio y obliga a desalojar parte de la zona de Aislamiento

Los hechos ocurrieron a las 15 horas, aprovechando el preso el turno de comida de los funcionarios para así garantizarse que los daños fueran mayores

Un preso provocó el viernes un fuego en la zona donde se ubican los reclusos más peligrosos de la cárcel de Villena que obligó a activar el protocolo antiincendios y a desalojar la zona donde están los vigilantes de Aislamiento, sin que hubiera que lamentar heridos.

Según la Asociación de Trabajadores Penitenciarios «Tu abandono me puede Matar», «un interno muy conflictivo» provocó un incendio en su celda de Villena, en la zona de Aislamiento, donde cumplen prisión los internos más peligrosos y agresivos. Allí están «aquellos que suelen protagonizar el mayor porcentaje de incidentes en prisión, con la única intención de atentar contra la integridad física y la salud de los funcionarios y producir daños materiales en las instalaciones de la administración». Los hechos ocurrieron a las 15 horas, aprovechando el preso el turno de comida de los funcionarios para así garantizarse que los daños fueran mayores. Pero un retén de dos funcionarios que estaban de servicio en Aislamiento en ese momento, «escucharon golpes en las puertas y gritos desgarradores de presos que pedían auxilio», como «funcionario abra la puerta», «no podemos respirar» o «nos asfixiamos».

Al observar que había humo en la galería donde se sitúan las celdas, se activó el protocolo de extinción de incendios previsto y acudieron más funcionarios pertrechados de equipos de respiración autónoma y mangueras de agua. «Queremos destacar que gracias a la rápida actuación de los funcionarios, que entraron en la galería sin visibilidad alguna debido al humo, a los servicios sanitarios que atendieron al interno que provocó el incendio (que finalmente no sufrió lesiones), y en particular a los dos jefes de servicio que demostrando una enorme profesionalidad, supieron coordinar con serenidad y eficacia unos momentos muy tensos». El humo llegó hasta el búnker de seguridad donde están los funcionarios vigilando, que tuvo que ser desalojado.

Desde esta asociación denuncian que «ante hechos tan graves, los funcionarios nos encontramos con la incoherencia lógica del deber profesional y moral de salvar la vida a un preso, que ha provocado un incendio con la intención de atentar contra la vida e integridad física de sus rescatadores y que en esta ocasión no pudo conseguir su propósito, pero en muchas otras ocasiones nos encontramos con incendios de internos que nos esperan escondidos y armados de cuchillos carcelarios o cuchillas de afeitar manipuladas para producirnos cortes», denunciando la falta de equipamiento de los funcionarios y la gran conflictividad que sufren las prisiones.

Autor: P. Cerrada | J. A. Rico. Fuente: Información

[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba