Sucesos

Un preso peligroso agrede y envía al hospital a tres funcionarios de la cárcel de Villena

El recluso, violento y reincidente, ha propinado múltiples golpes a los trabajadores tras insultarles y amenazarles

Un preso peligroso ha enviado al hospital a tres funcionarios de la cárcel de Villena tras agredirles cuando iban a entregarlo en custodia a la Guardia Civil para su traslado para una cita médica hospitalaria, según ha informado la asociación profesional de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM).

El recluso está clasificado en primer grado, el régimen de vida más restrictivo, debido a su engrosado historial de agresiones al personal y a otros presos; y cuando los funcionarios acudieron a su celda lo encontraron en actitud desafiante y en un gesto de desprecio se bajó los pantalones y, enseñando los genitales, les dijo que «le iban a comer los huevos y que hasta que no desayunara y se fumara un cigarro tranquilamente de ahí no salía».

Mientras tanto, un contingente de la Guardia Civil lo esperaba en el departamento de ingresos para su traslado al hospital. Una vez cansado de insultar, amenazar y humillar a los trabajadores, accedió a salir de su celda, pero ocultaba cuáles eran sus intenciones y cuando pudo tener cerca a los tres funcionarios, saltó sobre ellos propinándoles patadas, codazos, rodillazos y puñetazos. A duras penas y con ayuda de refuerzos, consiguieron reducirle y esposarle, según el relato de TAMPM.

«Recordamos que existe una instrucción de la Secretaria General de IIPP que aconseja que, para realizar traslados de internos peligrosos o alterados en prisión, vayan esposados y así evitar agresiones o autolesiones», subrayan desde este sindicato, que achaca lo ocurrido a «un alarde de clara ineficacia por parte del director del centro, que ha declinado cumplir este protocolo».


Reincidencia

También aseguran que estas situaciones se repiten y critican igualmente al Gobierno. «Denunciamos las continuas agresiones físicas y verbales que sufrimos, siendo los funcionarios más agredidos de toda la Administración general del Estado, mientras desde el Gobierno se pone en tela de juicio nuestra profesionalidad y se nos fiscaliza como si fuéramos torturadores, cuando somos nosotros los que sufrimos continuas agresiones y vejaciones», han indicado.

En concreto, en el departamento de aislamiento de la prisión de Villena «se viven todos los días atentados a los trabajadores por parte de los internos más peligrosos y conflictivos, sin que se ponga remedio a esto, siendo la respuesta de la dirección que quien no este a gusto en su prisión, que pida el traslado a otra», según TAMPM.

Como ejemplo reciente, explican que hace dos días otro interno forzó la puerta de su celda en aislamiento y se estuvo paseando un rato gritando que quería matar a otro interno que le debía una deuda de drogas. «Menos mal que el interno a quien buscaba no se encontraba en ese momento en su celda, sino podríamos haber lamentado una tragedia», han advertido.

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba