Ciudad

Avenida de Alicante: primer paso para el futuro nuevo acceso a Villena

El equipo de gobierno quita hierro a las críticas y pide comprender el proyecto en su globalidad

Este martes se ha recepcionado oficialmente la obra de acceso a Villena por la Avenida de Alicante y la Losilla, un proyecto valorado en 400.000 euros y que finalmente ha tenido un coste de 412.000, financiados al 50% por el ayuntamiento y la Unión Europea a través de los fondos EDUSI.

El edil de Obras, Andrés Martínez, explicaba que “lo más importante es lo que no se ve, y eso lo que ha hecho demorar tanto esta obra, pues se han renovado todos los servicios –alcantarillado, red de pluviales, agua potable, conducciones…– y se ha cambiado todo el mobiliario urbano, incluyendo nuevas farolas y luminarias, así como incluido numerosas zonas ajardinas”. La obra también incorpora un carril bici de doble sentido y ha dejado un único sentido de circulación, “aunque el proyecto se ha modificado sobre la marcha para dejar espacio para la doble circulación de vehículos ligeros si fuera necesario”.

Este proyecto forma parte de otro más ambicioso que, por un lado, continuará con la renovación total de la zona hasta el polideportivo, y por otro, entroncará con las obras de la llamada Ronda Suroeste, a ejecutar por la Generalitat Valenciana. Dicho proyecto prevé, además de suprimir el paso a nivel de los Piratas, reurbanizar toda la calle Rosalía de Castro, incluyendo tres nuevas rotondas: en el puente de la Cábila, en el cruce de la Troya y a la altura del polideportivo. De este modo se configurará un vial “que enlazará los Altos de la Condomina con la autovía y la salida hacia Biar y permitirá dividir el paso de vehículos por Villena: los ligeros a través de la Losilla y los pesados, directamente hacia los Altos de la Condomina y sin entrar por el casco urbano”. Además, la actuación prevé el rediseño de las unidades urbanísticas ubicadas entre Rosalía de Castro y el colegio Ruperto Chapí, incluyendo áreas comerciales y aparcamientos.

Aunque no hay fechas concretas para la realización de ambos proyectos –el primero debe ejecutarlo el ayuntamiento y el segundo la Generalitat–, Martínez avanzaba que “ya se ha iniciado el proceso de expropiaciones en Rosalía de Castro y esperamos que la Generalitat cumpla su parte a lo largo de los años 2020 y 2021”.

Preguntado por las quejas expresadas por los vecinos a través de las redes sociales, Martínez apuntaba que “aunque la obra ha quedado muy bien y es de mucha calidad, se pueden entender por la pérdida del doble sentido de circulación, pero hay que apreciar el proyecto en su conjunto para valorar que, cuando esté todo ejecutado, van a mejorar mucho las salidas y entradas de la ciudad por esa zona”.

Por su parte, el edil de Movilidad, Paco Iniesta, insistía en la necesidad de valorar el proyecto globalmente, “porque además de ordenar de una forma más lógica y segura el tráfico, va a permitir pacificar la entrada de Villena, reducir la velocidad de los vehículos y ganar más espacio y de mayor calidad para los peatones y los ciclistas”, uniendo de forma segura y más cómoda el casco urbano con el polideportivo, “una demanda expresada desde hace tiempo por muchos vecinos”, concluía.

Martínez e Iniesta explican la actuación completa sobre el plano

[Total:16    Promedio:3.5/5]
Etiquetas

2 comentarios

  1. Menuda chapuza han hecho… que forma de malgastar espacio…

    Hay sitio de sobra para aceras amplias, carril bici de doble sentido, y doble sentido para vehículos, peo han buscado la peor forma de ejecutarlo.

    Pensaran que entorpeciendo la circulación, están haciendo algo bueno… o que así se va a contaminar menos, cuando es todo lo contrario… a ver si se enteran que si todos trabajasemos en el centro de villena, no utilizaríamos el coche, pero para la mayoría nos es imprescindible para trabajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba