Salud

Cómo evitar la anemia del deportista

Para combatir enfermedades como la anemia, el primer paso que se debe dar es mejorar la alimentación

La anemia es un problema que cada vez está más presente en la población. El ritmo de vida tan acelerado que llevamos es el motivo principal de no prestarle la atención que deberíamos a la alimentación, pero ¿qué pasa cuando te cuidas, haces deporte y sufres de anemia?

Mantenerse en forma y practicar deporte de forma recurrente es la base para mantener una salud fuerte y duradera en el tiempo, no obstante, hay un sector de deportistas que pueden llegar a sufrir enfermedades y un deterioro más temprano a causa del exceso de entrenamiento; hablamos de los deportistas de rendimiento o resistencia, como bien indican en el portal Deportista 10.

Uno de los grandes problemas que suelen tener las personas que realizan ejercicio físico intenso, como puede ser el crossfit, es acabar sufriendo una anemia ferropénica o, como se la conoce popularmente, “anemia del deportista”.

Este tipo de enfermedad es frecuente a causa de la disminución a nivel intestinal de la absorción, es decir, al realizar un trabajo físico intenso a nivel muscular, nuestro cuerpo aumenta la velocidad del tránsito intestinal, lo cual provoca una disminución de la absorción en el intestino, dando como resultado un déficit de absorción de hierro. Además, a esto se deben sumar otros factores como son el ciclo menstrual de las mujeres, la ingesta en exceso de carbohidratos y la sudoración excesiva, los cuales influyen negativamente en mantener unos niveles saludables de hierro en sangre.

Probablemente en este punto la pregunta sea: ¿Cómo puedo evitar la anemia del deportista? Lo cierto es que la única forma que existe de “evitar” esta enfermedad es prestarle mucha atención a la alimentación, pues es la que va a jugar un papel decisivo y fundamental en que no se desarrolle anemia o sí.

También es importante recalcar el hecho de que a pesar de existir suplementos de hierro en el mercado, no se deben comprar y tomar de forma libre, esto sería un grave error. La suplementación debe realizarse bajo la supervisión de un profesional y después de haber realizado los exámenes de sangre pertinentes, pues son los únicos datos que nos dirán si necesitamos o no de dicho aporte extra de hierro.


¿Qué pautas de alimentación debo seguir para evitar la anemia?

En primer lugar, según comentan en el siguiente artículo especializado sobre 10 alimentos prohibidos para la anemia, lo que se debe tener presente es que la alimentación debe incluir una variedad lo suficientemente grande como para cubrir todas las necesidades diarias. En el caso de detectar una falta de hierro o querer prevenirla presta atención a los siguientes alimentos.

Café y té

Despertarse por la mañana y tomar una taza de café o de té es un placer al que pocas personas están dispuestas a renunciar. Lo cierto es que cuando hablamos de una anemia es importante eliminar o reducir el consumo de estas bebidas, el motivo reside en su composición, pues ahí se encuentran los taninos, los cuales interfieren en la absorción del hierro, llegando a disminuirla incluso hasta un 60%.

Lácteos

La OMS recomienda tomar lácteos todos los días, pero es importante tener una cosa presente si se pretende cuidar los niveles de hierro. Tanto la leche como sus derivados bloquean la absorción de hierro a causa del calcio y la caseína, pero este efecto sólo dura aproximadamente 2 horas, por lo que si tomas algún lácteo recuerda esperar un mínimo de dos horas para realizar la siguiente ingesta y por supuesto no mezcles lácteos con alimentos que contengan hierro, pues sería contraproducente.


Legumbres

Las legumbres son famosas por contener mucho hierro y fibras, pero al mismo tiempo contienen fitatos, los cuales pueden interferir en la absorción del hierro, por este motivo se recomienda ingerir legumbres acompañadas de alimentos ricos en vitamina C, ya que ésta favorece su absorción. Entre los alimentos con más vitamina C existentes en el mercado están el pimiento rojo, el brócoli, los tomates y frutas como las fresas o incluso el perejil.

Soja

El último alimento que vamos a mencionar es la soja, ya que en los últimos años ha tenido un éxito abrumador entre la población deportista por ser una opción más sana y con menos calorías que varios lácteos.

En este caso, la soja se puede consumir, pero siempre con la precaución de cocinarla previamente. Este paso es importante, ya que en la soja se encuentran las lecitinas de soja, que suelen aglutinar los glóbulos rojos, empeorando la anemia.

Recuerda que, para combatir enfermedades como la anemia, el primer paso que se debe dar es mejorar la alimentación, pues ahí residen la mayoría de las soluciones a los problemas de salud que se sufren.

[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba