Literatura

“El ajedrez azul”, de Samuel Tortosa, ve la luz el martes en la Casa de la Cultura

Una novela amena y dinámica donde historia, realidad y ficción se dan la mano

El próximo martes, 26 de abril, a las 20 horas y en el Salón de Actos de la Casa de la Cultura, se presenta el libro “El ajedrez azul”, segunda novela del villenense Samuel Tortosa. La entrada es libre, pero es necesaria reserva previa de plaza a través de la web de la Casa de la Cultura.

Samuel Tortosa Martínez es Licenciado en Historia por la Universidad de Alicante y actualmente profesor de Geografía e Historia en el IES Hermanos Amorós. En la presentación, estará acompañado por Emilio Gorriz, profesor de Griego y Latín, y Juan Carlos Molina, Jefe de Estudios y profesor de Informática del mismo centro. Introducirá el acto Francisco García Cebrián, director de las Bibliotecas de Villena, y se contará con la ambientación musical de Francisco Serra y alguna que otra colaboración más...

En esta, su segunda novela, aunque la primera aún permanece inédita, Tortosa ha intentado, nuevamente, recrear una historia ficticia para fomentar el conocimiento histórico contemporáneo y despertar la curiosidad del lector/a mediante el uso de las palabras.

De esta forma ha creado un libro basado en hechos del pasado trasladados a nuestra época contemporánea, donde cualquier persona aficionada a la lectura podrá descubrir datos e incógnitas de un pasado cercano, trasladados al presente, para el desarrollo de una obra donde realidad y ficción se dan la mano, a lo largo de sus páginas, en un intento de construir una historia amena y dinámica de principio a fin.

El ajedrez azul

Un buen día de 2017 Howard Darrell, director de un periódico ubicado en la ciudad de Atlanta, en el Estado de Georgia, Estados Unidos, recibió una carta manuscrita cuyo matasellos, con letras cirílicas, así como sus sellos, indicaban que provenía de Rusia, concretamente de Moscú. Al abrirla, sin dar mucho crédito a lo que encontraría en su interior, se topó con unas hojas manuscritas y bien redactadas, escritas por una tal Agnessa Kuznetsova, quien narraba, a través de sus palabras, muchos datos curiosos, entre los que se incluía una historia sobre un «misterioso» y desaparecido cuadro del artista expresionista Franz Marc del que, curiosamente, no se tenían noticias desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

En dicha nota, además, afirmaba haber conocido y colaborado con el ya fallecido, en 1982, exSecretario General del PCUS y máximo dirigente de la URSS, Leónidas Breznev. Hasta aquí todo claro y nada nuevo en el horizonte, debido a que Howard recibía miles de correos como este. La cosa empezó a ponerse interesante cuando dentro de dicha carta apareció una nota manuscrita y firmada por el propio Breznev.

Es en este punto cuando Howard decidió mover ficha y poner «manos a la obra» a uno de sus mejores periodistas de investigación, Rodney Brawer, un veterano del oficio curtido en mil batallas, quien al principio no se sintió muy cómodo, ni motivado, con la misión de investigar una hipotética historia, trasladándose a miles de kilómetros de casa. Sin embargo, y casi sin planificarlo, el intrépido periodista acabará sucumbiendo a la tentación de dejarse llevar más allá del tiempo y del océano, en pro de la eterna búsqueda de respuestas a la que nos enfrenta cualquier desafío.

(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba