Salud

El gobierno murciano confina Jumilla

Tiene la tasa más alta de casos de toda la comunidad autónoma, 710 por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas

El Gobierno murciano ha acordado este jueves confinar el municipio de Jumilla, de unos 25.000 habitantes, por la alta incidencia del coronavirus en esa localidad. Tiene la tasa más alta de casos de toda la comunidad autónoma, 710 por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. En la Región de Murcia es de 250 diagnósticos, casi igual que la media nacional, de 233 según el informe del Ministerio de Sanidad de este miércoles.

La medida, que entrará en vigor este jueves por la tarde, se ha decidido durante la reunión del comité de seguimiento del Covid y supondrá el retroceso de la localidad a una fase 1 “flexibilizada”, con las mismas restricciones que ya se aplicaron a Totana a finales de julio, según ha explicado el consejero de Salud, Manuel Villegas.

La principal consecuencia será la restricción de la movilidad, tanto para entrar y salir del municipio como en su interior. Solo estará permitida para desplazamientos al puesto de trabajo o a actividades esenciales, como acudir a centros de salud.

A ello, y a falta de la publicación de la orden que establecerá todos los detalles, se sumarán previsiblemente reducciones de aforos en establecimientos de hostelería y comercios. Se ha tomado también una medida drástica de cara al inicio de curso en la localidad, previsto para este 14 de septiembre, ya que no habrá clases presenciales en ninguna etapa educativa.

Según ha explicado la consejera de Educación, Esperanza Moreno, los docentes sí acudirán a los colegios de Jumilla, pero no los alumnos, que recibirán clases online. Las familias, ha dicho, deben permanecer “tranquilas”, porque el derecho a la educación está garantizado más allá de la presencialidad o no. Tampoco volverán al cole de forma presencial los estudiantes de la pedanía de Archivel, en Caravaca de la Cruz (1.200 habitantes) que fue confinada el pasado 3 de septiembre y que se mantiene durante una semana más en esa situación.


Contagios ligados a las fiestas

El aumento de casos en Jumilla viene ligado a las tradicionales Fiestas de la Vendimia, que se celebran en agosto. Este año fueron suspendidas. Sin embargo, se llevaron a cabo diversas celebraciones en el ámbito privado que desencadenaron varios brotes de contagios que se han propagado por la localidad.

Además, la Consejería de Salud vigila de cerca otros dos municipios, Lorca y Totana, también con mayor incidencia acumulada de casos que el resto de la región, y para los que el consejero ha asegurado que se analizará día a día su situación y se tomarán las decisiones que sean necesarias en cada momento.




[Total:2    Promedio:1/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba