Economía

El microcemento como alternativa para reformar el hogar

Es más económico y versátil, pero también es más limpio, resistente y duradero

Cuando se hace necesaria una reforma del hogar, el microcemento es un material que está tomando gran protagonismo. Es más económico y versátil, pero también es más limpio, resistente y duradero. Este revestimiento apto tanto para interior como para exterior ofrece cualidades impermeables y antideslizantes, además de una gama cromática y de acabados bastante extensa.

En MyRevest son especialistas en la aplicación de este revestimiento, además de contar con profesionales con amplia experiencia en la transformación y reforma de espacios. La gran versatilidad del microcemento hace posible aportar unas características únicas a cualquier tipo de espacio, puesto que se adapta por completo a cualquier superficie y admite diferentes diseños y acabados totalmente personalizados a gusto del cliente.

Sin importar el estilo decorativo que se quiera dar, o con el que ya cuente un edificio, casa o estancia, este revestimiento es capaz de multiplicar las cualidades estéticas sumándole nuevas capacidades técnicas. De ahí que se haya convertido en el material preferido por los interioristas y arquitectos más renombrados, además de ser tendencia en decoración. Baños, cocinas, salones, terrazas y todo tipo de superficies mejoran con este producto.

Qué aporta este material

El microcemento puede aportar innumerables ventajas a un espacio. Es capaz de darle mayor sensación de amplitud mientras incrementa la luminosidad, pero también permite crear cualquier estilo gracias a su variada gama de acabados, texturas y colores. Otra gran aportación es que no necesita obras para ser aplicado, pues, se adhiere a las áreas que se pretenden transformar.

Esta última cualidad hace que se reduzca considerablemente el tiempo de ejecución de la reforma, ya que no se generan escombros ni se levanta polvo. Tiene una impermeabilidad sobresaliente que se refuerza gracias a determinados barnices y resinas, que además le hacen un material muy resistente al agua y la humedad. De ahí, que sea perfecto para todo tipo de espacios, tanto de interior como de exterior.

Es un producto de una adherencia altísima prácticamente sobre cualquier superficie. También es altamente resistente a ralladuras, roces y desgaste en general. Su durabilidad es superior a cualquier otro revestimiento o material que normalmente se utiliza para paredes o suelos. Bien cuidado, puede durar años, aunque realmente no necesite grandes cosas para su mantenimiento.

De hecho, para limpiarlo los jabones neutros son los más recomendados. Algunos barnices le aportan una resistencia química extra a diferentes productos de limpieza, sin embargo lo mejor es pasar un rapo húmedo con agua y jabón neutro. Y como valor añadido, este material tiene un precio bastante económico en comparación con otros materiales de construcción.

Cómo calcular un presupuesto

Para calcular el precio del microcemento hay que tener en cuenta la cantidad total de metros a recubrir y la ubicación de las superficies y su estado. No es lo mismo una superficie en buen estado, que otra irregular o que presente grietas o fisuras. También hay que tener en cuenta el número de operarios que se necesiten para las aplicaciones, así como su calidad y su experiencia.

Obviamente el precio no será el mismo para una sola estancia que para una reforma general de toda una vivienda. También dependerá de la elección de cada cliente con respecto a los acabados y texturas. Pero, a grandes rasgos, es un producto más económico que la mayoría de materiales que se emplean habitualmente para revestir suelos y paredes.


De dónde surge y por qué es tendencia

El inicio de lo que hoy se conoce como microcemento no está claro. Algunos dicen que data de 1930 cuando los británicos crearon una mezcla de cemento con caucho resistente a la corrosión. Sin embargo, otros aseguran que está inspirado en el Tadelakt, técnica o material, que se utilizaba en Marruecos, y que se difundió más tarde gracia a la expansión del Imperio Romano.

Tiene sentido pensar que esa técnica o material de origen marroquí, también conocida como cal de Marrakech, y que ha sido el enlucido tradicional utilizado en los hammams y palacios desde hace siglos, sea el antecedente del revestimiento que nos ocupa. Más, cuando sabemos que se trata de una mezcla de cal al agua, totalmente natural y mezclada con pigmentos.

No obstante, hay también quienes afirman que el origen de este material tan versátil proviene de Europa, concretamente de los países nórdicos. Al parecer la teoría de este origen apunta a una mejora del cemento portland que tuvo lugar con la pura intención de innovar y mejorar su calidad, dando lugar a un cemento ultrafino muy parecido al microcemento.

Sea como fuere, con el paso de los años han ido apareciendo diferentes productos para aplicación en suelos y paredes, y con ellos distintas técnicas vinculadas con el cemento pulido. A medida que se necesitaban nuevos materiales para cubrir las necesidades de nuevas superficies y revestimientos se fueron creando nuevas mezclas hasta llegar al actual microcemento.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba