Ciudad

En estudio un proyecto para llevar las bibliotecas municipales a las pedanías y el barrio San Francisco

El ayuntamiento, “desesperado” por encontrar un local provisional para ubicar el Archivo municipal

Aprovechando la presencia de los responsables de las Bibliotecas y el Archivo para anunciar sus próximas actividades y la concesión a Villena del premio María Moliner, les hemos preguntado por algunas de las cuestiones de actualidad del departamento.

Entre ellas por el punto de lectura del barrio San Francisco, que durante los últimos años ha pasado más tiempo cerrado que abierto. Al respecto, y sin querer dar más datos, Eva García explicaba que “se está trabajando junto a Bienestar Social, en el marco del Plan Estratégico del Barrio San Francisco, para conseguir un proyecto a largo plazo que consiga que el servicio sea más atractivo y demandado”.

Además, añadía Paco García Cebrián, se está diseñando “un ambicioso proyecto, en el que será necesario invertir una cantidad importante, que pretende acercar las bibliotecas a los barrios y pedanías más alejados del circuito habitual de las bibliotecas”. No obstante, tampoco daba mucha más información al respecto.

“Desesperados” por el Archivo

En cuanto a la ubicación provisional del Archivo municipal, cuyos fondos hay que sacar lo antes posible del palacio municipal, ambos responsables admitían estar “desesperados”, con el servicio mucho tiempo cerrado y sin poder dar acceso a los fondos a los investigadores.

Tras fracasar el intento de alquilar un local que ya estaba apalabrado, el ayuntamiento está terminando los pliegos para sacar a concurso ese alquiler y que sean los propietarios quienes ofrezcan sus locales, que deben cumplir obligatoriamente unas características de conservación y preservación. Entre ellas, que sean un bajo sin sótano o cocheras debajo, por el elevado peso de los fondos. Además, debe tener un mínimo de 300 metros cuadrados, y estar cerca del ayuntamiento, porque debe servir “para seguir dando servicio a la administración y a los ciudadanos”.

Paco García Cebrián, director de las bibliotecas y el archivo, señalaba que “me encanta el local de Cruz Roja en la plaza de Santiago, porque con una buena remodelación cabrían todos los fondos y permitiría descongestionar todos los departamentos”. En cualquier caso, esa sería una ubicación definitiva y necesitaría una importante actuación previa, por lo que el ayuntamiento necesita de momento una ubicación provisional a la mayor brevedad posible.

Problemas con las donaciones

Por último, García Cebrián se refería a un curioso problema: la falta de espacio en las bibliotecas para recibir más donaciones de ciudadanos. De hecho, se están haciendo expurgos de libros en mal estado o aquellos fáciles de adquirir en el mercado para dejar hueco a nuevas adquisiciones, y son las propias bibliotecas las que están donando fondos a diferentes asociaciones.



“No pedimos que no se nos done”, decía el director, pero “sí queremos explicar que estamos siendo muy selectivos con lo que recibimos, porque no podemos aceptar una enciclopedia de hace 40 años con datos ya desfasados, por ejemplo”. En todo caso, “libros en buen estado que nos permiten reemplazar a aquellos más deteriorados que ya tenemos en nuestros fondos”, pero en caso contrario, “nos vemos obligados a cederlos a otras entidades o asociaciones”, concluía.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba