Saber es acordarse

Es urgente tomar decisiones económicas

Hace escasamente cuatro meses, a los que solicitábamos que se tomaran medidas económicas ante la crisis que se avecinaba nos llamaban alarmistas y antipatriotas, España no iba a entrar en crisis, el problema de EEUU no podría trasladarse a nuestro país, todo era coyuntural decía el Sr. Solbes el pasado mes de noviembre. Hoy tenemos la crisis encima y no se han tomado medidas a lo largo del último mes, el Ministro de Economía en funciones no ha hecho declaración alguna y las previsiones para los próximos meses siguen empeorando.
Hoy, el Fondo Monetario Internacional ha bajado la previsión de crecimiento para nuestro país al 1,8%, cuando el Banco de España y en boca de su Gobernador hace escasamente 8 días anunciaba una previsión de crecimiento del 2,4% y en diciembre pasado el Gobierno estimó una tasa de crecimiento del 3,1%. ¿En qué se traduce esta situación para los ciudadanos de a pie? Para la gran parte de la ciudadanía, a la que todos estos porcentajes le suenan a chino, significa que vamos a tener un crecimiento del desempleo de 600.000 nuevos parados con tasas del 9,5 % en el 2008 y del 10% para el 2009, y ello conlleva unos menores ingresos para el Estado en cuanto a cotizaciones, y por otra parte un mayor desembolso en pago por prestaciones, y al final de dónde se paga esto, tan simple como comerse las reservas de los últimos ocho años. A ello hay que añadir un menor consumo, por tanto menores ventas de las empresas, y al final menos ingresos vía impuestos.

¿Y esta crisis a qué obedece? Por una parte el ciclo inmobiliario estaba tocando a su fin. Ha sido un ciclo muy largo, de 17 años, y nuestro crecimiento económico de los últimos 10 años estaba basado en el ladrillo, pero este ciclo se ha agravado en su mayor parte por la crisis financiera producida por las hipotecas subprime, “hipotecas basura” generadas en EEUU y trasladadas a los mercado europeos, y que según declaraciones del anterior Gobernador del Banco de España puede llegar a suponer unas pérdidas de 985.000 millones de dólares, lo que dada la desconfianza de los mercados financieros europeos ha originado una falta de liquidez para hacer frente a las inversiones que nuestro país necesita y que en el mercado nacional no puede conseguir, aún siendo obvio que tenemos uno de los sistemas financieros más estables, rentables, capitalizados y con provisiones más altas para hacer frente a cualquier eventualidad.

Todo esto lo llevamos diciendo desde hace cinco meses y la única respuesta por parte del Gobierno y PSOE ya la conocemos: antipatriotismo y alarma social, ninguna medida económica, bueno, alguna electoralista: 400 euros para buscar aquellos votos de los indecisos, se acercaban elecciones generales y no era bueno decir la verdad a los ciudadanos, ha sido mejor esperar a cambio de conseguir votos y ahora ir asumiendo poco a poco que esto no tiene una solución a corto plazo, pero sin asumir en su justa medida que la situación es más complicada de lo que todos suponíamos… menos el Gobierno, como respuesta a las previsiones del FMI, el Ministerio de Economía ha considerado la bajada en la previsión como un dato “excesivamente pesimista”.

Es hora de afrontar esta situación y asumir la realidad, ya no hay votos de por medio, necesitamos medidas urgentes para paliar una situación que día a día se va enrareciendo y los paganos de la crisis vamos a ser siempre los mismos, no me valen 400 euros de aguinaldo, dejen de echar la culpa al Euribor y al petróleo, queremos soluciones consecuentes.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba