Calle Mayor

Festeros todo el año

Encontré en la Corredera el día de San José, mientras caía aguanieve, a Luis Ramón Navalón Marcos y Juan Ángel Rodríguez Cuchillo. Y nos pusimos a hablar de fiestas, cómo no. De las inminentes bodas de plata de la Escuadra de Jenízaros de los Moros Nuevos y del 175 aniversario de la fundación de la comparsa de Estudiantes, en 2020, del que se ocupará el flamante nuevo presidente.
Yo no imaginaba a Rodríguez Cuchillo de presidente de los Estudiantes. Me enteré de la noticia por este periódico, y a los cinco minutos de aplacar la sorpresa, pensé que lo haría muy bien. Y que incluso podría repetir mandato por aclamación. He de decir que le tengo mucho cariño a los Cuchillo, una familia numerosa en cuya casa entré mucho durante mis años de juventud. Cómo me gusta esa expresión de nuestros mayores: “pues yo en esa casa he entrado mucho…”. En la de los Cuchillo residía la que habría de ser maestra de periodistas, María Ángeles, y esa vocación inquebrantable nos unió mucho en conversaciones eternas. Cómo me gustaba –y me gusta– ese acento villenero culto de los Cuchillo. Ay.

Navalón es toda una galaxia dentro del planeta fiesta. Lo he visto llorar un día 5 de septiembre, pero también erizársele la piel cualquier otro día del año al escuchar una buena marcha mora o cristiana. He de confesar que pocas terapias me han sido tan eficaces como encontrármelo un día 5, tempranero, a la fresca, todavía de paisano, dando la vueltecica por el centro, pasando su banda de música por delante de la imprenta que fue de su amado padre, a quien tanto quisimos.

Ha pasado el Ecuador y vamos cuesta abajo. Y festeros como Navalón y Cuchillo, festeros todo el año, harán que cuando llegue septiembre todo salga perfecto.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba