Cita con las Citas

Formas inconclusas

La democracia no era una meta, sino un camino


En 1998, promocionando su libro Réquiem por la soberanía popular, Juan Francisco Martín Seco publicaba una reseña en EL MUNDO (08.11.1998) donde formulaba la siguiente afirmación:

La democracia y el socialismo no son formas conclusas y cerradas en las que los pueblos puedan establecerse pasivamente. Representan más bien un proceso, una batalla permanente que cada día exige su especial combate y la conquista de cotas más elevadas. No avanzar significa de inmediato retroceder.

Más de una vez hemos comentado, para la Historia de España, y sirva para el orbe, que la democracia no era una meta sino un camino. Camino como el que dice el poeta, del que se hace al andar. El economista Martín Seco también nos dice lo mismo del socialismo. En batalla permanente para llegar a más, para evitar retrocesos. Como la democracia.

Por ello, que no nos pueda el cansancio para que toda paz –si es posible– sea más libertad, más derechos, más solidaridad y más justicia social. Sin parar.




[Total:4    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba