Cita con las Citas

Humilde razonamiento

En determinadas situaciones la mayoría no es justa ni certera…

Las democracias basan su autoridad en las mayorías. Esto es ideal para la representación política. Delegamos nuestra soberanía eligiendo a aquellas personas o partidos que consideramos que pueden y que van a representar y defender mejor nuestras ideas, inquietudes y sensibilidades personales y sociales.

Pero esta evidencia no debería confundirnos y considerar que en cualquier circunstancia lo que opine la mayoría es lo más conveniente o lo verdadero. Porque en determinadas situaciones la mayoría no es justa ni certera. Expliquémonos.

Por ejemplo, todos los cursos a la hora de decidir la fecha de un examen de una asignatura común tenemos que consensuar con nuestros alumnos el que la mayoría respete a la minoría, a aquellos compañeros que por haber escogido asignaturas menos demandadas están siempre en inferioridad numérica a la hora de decidir. Por eso en algunas ocasiones no resulta justa la decisión de la mayoría. Durante el curso, para no perjudicarles, será necesaria la tolerancia del consenso.

Por otro lado, hay también ejemplos en la historia de la ciencia en los que ésta no hubiera prosperado de atender lo tradicional y mayoritariamente aceptado por el común. Gracias a aquellos individuos que cuestionaron a contracorriente las certidumbres asentadas, la ciencia evoluciona. Será por esto por lo que Galileo Galilei dijo que: En cuestiones de ciencia, la autoridad de miles no vale más que el humilde razonamiento de un único individuo.

Y es que –Eppur si muove– el progreso científico en no pocas ocasiones ha sido deudor de humildes razonamientos enfrentados a la autoridad de miles. Así ha sido, así es y así será.

Fotografía: Joaquín Marín

(Votos: 6 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba