Salud

La UCA de Villena apuesta por la desnormalización del consumo de cannabis en la adolescencia

El cannabis constituye la tercera droga más extendida entre los estudiantes de 14 a 18 años y la sustancia ilegal con mayor prevalencia

Unos días después de nuestra llegada del II Congreso Internacional sobre Cannabis y sus derivados, celebrado en Catoira (Pontevedra), creemos buen momento para reflexionar sobre la actualidad del consumo del cannabis desde la perspectiva sanitaria.

Todos coincidimos en el riesgo del consumo en edades adolescentes y su incremento del daño en su salud en un futuro. Pero la mayoría de edad del carnet de identidad no está directamente relacionada con la madurez cerebral. Así lo compartimos con Rafael Maldonado López de la Universidad Pompeu y Fabra de Barcelona, en su ponencia sobre los riesgos del consumo dependientes de la edad. Sobre ello, Francisco Javier Ayesta Ayesta, (Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria), nos planteó el concepto de desnormalización como un concepto clave en Salud Pública.

La corteza prefrontal, en pleno desarrollo madurativo al comienzo de la adolescencia, es una de las estructuras cerebrales más frecuentemente vinculadas con las conductas de asunción de riesgo. Las funciones de la corteza prefrontal son bien conocidas: control de impulsos, toma de decisiones, planificación y anticipación del futuro, control atencional, capacidad para realizar varias tareas a la vez, organización temporal de la conducta, sentido de la responsabilidad hacia sí mismo y los demás o la capacidad empática (Steinberg, 2007).

La inmadurez prefrontal nos ayuda a entender la mayor impulsividad e implicación de chicos y chicas adolescentes en conductas de riesgo relacionadas con la sexualidad, el consumo de drogas o los comportamientos antisociales. Es por ello la reinsistencia de los profesionales de la salud en el no consumo de sustancias adictivas en la adolescencia, incidiendo en estos momentos, muy especialmente, sobre la “normalización” del consumo de cannabis.

El cannabis constituye la tercera droga más extendida entre los estudiantes de 14 a 18 años y la sustancia ilegal con mayor prevalencia. 3 de cada 10 (33,0%) admiten haber consumido cannabis en alguna ocasión, mientras que aquellos que consumieron en el último año suponen el 27,5% y los que consumieron en los últimos 30 días, el 19,3% de los alumnos. En términos evolutivos, en 2018 y con independencia del tramo temporal analizado se mantiene la tendencia ascendente en el consumo de esta droga.

Nuestra experiencia de campo refleja que en casi la totalidad de los casos en los que preguntamos a la persona qué variedad de cannabis está consumiendo, no es capaz de saber realmente lo que está introduciendo en su organismo. Los porcentajes contenidos en las plantas psicoactivas son variables en las distintas cepas y dentro de una misma cepa, dependiendo de las condiciones de cultivo, pudiendo ir desde porcentajes bajos hasta los que superan el 25% de THC.

Esto nos lleva de forma urgente a la necesidad de un planteamiento renovado de prevención y de debate sobre consumo actual, normalización del mismo, regularización o no, y que cuente desde el primer instante con la aportación sanitaria, política y social buscando el objetivo común; la mejor Salud Pública en nuestro entorno.

Por: Unidad de Conductas Adictivas de Villena

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba