Sociedad

Los niños podrán salir entre las nueve de la mañana y las nueve de la noche y llevar juguetes

La mascarilla será recomendable y los paseos, de un adulto con tres niños como máximo, podrán ser de una hora de duración

De nueve de la mañana a nueve de la noche, paseos en el radio de un kilómetro de casa, con un adulto —no necesariamente un progenitor— que podrá salir con hasta tres niños. Los menores, además de andar, podrán correr y llevar sus juguetes, entre ellos el patinete.

La mascarilla será recomendable y habrá que mantener las medidas de seguridad: lavado de manos y distancia física. Los paseos están permitidos para “niños y niñas de hasta 14 años”. Desde los 14 años podrán ajustarse a las salidas necesarias contempladas desde un principio en el estado de alarma.

Estos son los detalles para la salida de los pequeños que este jueves han confirmado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el vicepresidente y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, que ha pedido disculpas por las confusiones generadas. Las salidas estarán prohibidas para niños que tengan fiebre o síntomas compatibles con la covid-19

Las primeras palabras del vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, han ido dirigidas a la infancia a quienes les ha pedido perdón y les ha dado las gracias por su paciencia en este largo encierro. “Sé que el confinamiento no ha sido fácil para vosotros que habéis tenido que quedaros en casa jugando. Habéis jugado un papel muy importante en la lucha contra el coronavirus para que podamos volver a la sociedad y toda la sociedad os debe un aplauso muy grande”, ha dicho el vicepresidente.

El Ministro Salvador Illa ha explicado que estas salidas deben realizarse “con la máxima prudencia” y teniendo en cuenta las tres prioridades que deben mantenerse para combatir al coronavirus: “Guardar la distancia física de un metro y medio a dos metros, lavado frecuente de manos y mantener una higiene muy estricta en el uso de los espacios físicos”. Además ha matizado que se recomienda el uso de las mascarillas, “que no deben eximir de las otras tres medidas”.

Los detalles que ha dado el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, han concretado que durante las salidas de nueve de la mañana a nueve de la noche recomiendan “evitar las horas punta”. También ha señalado que los menores “podrán ir acompañados de un adulto responsable que conviva con ellos, que podría ser también un hermano mayor”, ha apuntado Iglesias. El adulto que acompañe a los niños será responsable de vigilar las medidas de seguridad y el cumplimiento y la distancia física con otros adultos y otros niños.

También ha concretado que durante esas salidas los niños “podrán correr, saltar y hacer ejercicio respetando las condiciones de distancia física”, y ha detallado que también podrán llevar juguetes: “Podrán salir con sus juguetes, una pelota o un patinete, pero no podrán usar las zonas de juego de los parques”. Y en el entorno rural ha señalado que podrán “pasear por el bosque o por el campo respetando las medidas de seguridad”.



Se trata del final del confinamiento de la infancia más estricto de toda Europa. Más de 8,3 millones de menores han permanecido seis semanas encerrados en sus viviendas. El Gobierno encargó hace dos semanas un informe al Ministerio de Sanidad que realizó con ocho especialistas de la Asociación Española de Pediatría. Los expertos recomendaron al Gobierno que permitiera lo antes posible los paseos de la infancia y que les permitiera salir al aire libre.

A diferencia de otros países europeos como Francia, Italia o Alemania, donde los menores podían hacer pequeñas salidas cerca de casa, en España los niños no han podido pisar la calle en 42 días, salvo para acompañar a sus padres en caso de quedarse solos en casa.

Según los expertos, era urgente que los niños pudieran salir, ya que el confinamiento les estaba empezando a pasar factura en su salud física y mental. Hay varios motivos por los que se permite el desconfinamiento de la infancia. En primer lugar, se han tenido en cuenta los informes médicos que alertaban del riesgo que para la salud física y mental de los menores suponía mantener el confinamiento. Además, los niños han pasado seis semanas en aislamiento y tienen unas posibilidades de contagio muy bajas.

Por: Beatriz Lucas. Fuente: El País




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba