Cita con las Citas

Nada divertido

No es nada divertido quemar libros, aunque sean malos

Dedicado a Ana Valdés Menor

Bibliotecas sagradas en Egipto. Biblioteca Real de Asurbanipal en Nínive. Fortaleza de los Espíritus del palacio de Darío en Persépolis. Biblioteca de Pisístrato en Atenas. Gran Biblioteca y Serapeo de Alejandría. Biblioteca de Letrán. Biblioteca de los Tesoros reales de El Cairo. Biblioteca de Mahmud Al-Dawla Ibn Fatik. Biblioteca de Trípoli. Biblioteca de Constantinopla. Biblioteca de la madraza de Granada. Biblioteca Nacional del Perú. Biblioteca Nacional de Yugoslavia. Biblioteca Nacional de Irak…

Cenizas. Bibliotecas convertidas en cenizas fruto del fanatismo, de la censura, de la ignorancia, de los prejuicios, de…

En una inmortal novela muy nuestra, las llamas que queman los libros abrasan el alma de un ingenioso hidalgo lector. Un infierno en un corral. Como abrasan nuestra alma todas las hogueras totalitarias en los corrales de la Historia. En China, en Alejandría, en Berlín, en… En el mundo mundial de las tiranías.

En ese mundo dictatorial, un desierto inmenso de cenizas, fruto de ascuas, limita nuestra humanidad. Y mira que Carlos Zanón, escritor, declaró que: No es nada divertido quemar libros, aunque sean malos.

Fotografía: Joaquín Marín

(Votos: 17 Promedio: 4.8)

Un comentario

  1. Cierto y verdad.
    Pero la ignorancia es la madre del atrevimiento y quien permite quemar libros es de una ignorancia supina.
    Cuando visitas lo que queda de la Biblioteca de Éfeso te das cuenta de la importancia de las Bibliotecas desde hace milenios.
    Allí, punto de encuentro de personas con diversas inquietudes, cada uno puede buscar según sus intereses. Si, empezando por ahí, cercenas esa libertad de elegir la lectura que te apetezca, ten por seguro que después «vendrá la quema de otras libertades»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba