Abandonad toda esperanza

#NosotrosNosQuedamosEnCasa… leyendo (y 4)

Abandonad toda esperanza, salmo 686º


Tras el intervalo del pasado viernes, festivo del Día Internacional del Trabajo (que este año se ha visto transformado en teletrabajo en muchos casos), vuelvo con ustedes cuando ya se han activado las distintas fases de un programa de desconfinamiento progresivo que, si las cifras de contagiados o las de fallecidos no remontan, esperemos nos devuelvan a las librerías y a las salas en breve. Por ello, si esta columna -más breve que las anteriores, que tampoco es cuestión de agobiarles- y la próxima son las últimas que dedico a facilitarles recursos digitales para disfrutar de la literatura y el cine, buena señal será.

Si de leer se trata, la página PlanetaLibro.net se erige como una gran aliada para disfrutar de clásicos indiscutibles de la literatura universal. En ella se puede acceder de forma gratuita, además de a obras indispensables como la Ilíada, el Cantar de Mio Cid, La Divina Comedia, Alicia en el país de las maravillas, Cumbres borrascosas, Crimen y castigo, La metamorfosis o 1984, a títulos muy a cuento de estos días extraños que nos han tocado vivir, como El decamerón de Boccaccio, La peste de Albert Camus, Diario del año de la peste de Daniel Defoe o La peste escarlata y el ídolo rojo de Jack London. Ya sé que si se trata de evadirse estas no parecen ser las propuestas más indicadas, pero nadie les quitará haberse leído un clásico indiscutible.

Siguiendo con clásicos, en la web El placer de la lectura encontraremos una nota que nos ofrece enlaces a la versión digital de cuarenta y cinco títulos muy selectos ordenados alfabéticamente por el apellido del autor, de Jane Austen a Émile Zola. Robinson Crusoe, Grandes esperanzas, Madame Bovary, Platero y yo, Bartleby el escribiente, La isla del tesoro, Los viajes de Gulliver, El retrato de Dorian Gray... Títulos que nos suenan a todos pero que no siempre hemos leído; no se me ocurre mejor momento que este para remediarlo.

En cuanto a editoriales, además de las comentadas en columnas previas, la independiente Blackie Books ha desarrollado la iniciativa Casa Blackie, mediante la que pone al alcance de los internautas -además de otras iniciativas relacionadas con el mundo del libro- títulos de su catálogo tan populares como el Instrumental del pianista James Rhodes.

Por supuesto, no quiero ir cerrando esta tirada de columnas dedicadas a recursos para la lectura sin recomendarles la web de la Biblioteca Nacional de España, repleta de prestaciones que bien merecen que le dediquemos un rato a conocerla con mayor profundidad.

Y si hablamos de cómic, además de recordarles que La Cúpula lleva ya cinco entregas de su añorada cabecera El Víbora y que Astiberri ya ha publicado los tres libros anunciados de Lecturas a domicilio, Dolmen Editorial ofrece por su parte también algunos títulos de su catálogo en descarga gratuita utilizando el cupón yomequedoencasa. El plato fuerte de la propuesta lo conforman gigantes del noveno arte como Harold Foster, Milton Caniff, Lee Falk o Burne Hogarth, con incunables de la talla del Príncipe Valiente, Terry y los piratas, The Phantom, Mandrake el mago, Flash Gordon o Tarzan; pero también podemos disfrutar del trabajo de autores españoles contemporáneos como Kenny Ruiz o Vicente Vegas.

Esto es todo por hoy, y espero no tener que volver a facilitarles recursos como estos, al menos no como medida de urgencia que supla la visita a nuestras librerías de confianza... Espacios, por cierto, que en muchos casos ya pueden visitarse siempre y cuando se solicite cita previa y se tomen las medidas de seguridad pertinentes. Con todo, no está de más tener al alcance los enlaces iniciales de libros y cómics, el hilo de Twitter con el hashtag #YoMeQuedoEnCasaLeyendo y esta nota de Tebeosfera con enlaces a distintas muestras gratuitas de novela gráfica; y, por supuesto, plataformas y webs como eBiblio, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes o el Proyecto Gutenberg. En fin, lo dicho: esperemos que lo de #NosotrosNosQuedamosEnCasa se acabe pronto. De momento, ya parece verse la luz al final del túnel.




[Total:2    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba