Empresas

Reajuste a la vista en Agrícola Villena

Los futuros socios proponen 30 despidos y convertir a 70 trabajadores en fijos discontinuos

El pasado 16 de junio teníamos conocimiento del interés del grupo inversor ProA Capital –con participación en empresas como Pastas Gallo, Moyca, Hijolusa o Delafruit– por entrar en el capital de Agrícola Villena, invertir y dar viabilidad al proyecto, que se tambaleó a comienzos de año haciendo sonar todas las alarmas.

Sin embargo, esa inversión no está exenta de ajustes para garantizar la viabilidad del futuro de la compañía, lo que implica una reestructuración de la plantilla con la que, según ha trascendido, se quiere prescindir de hasta 100 trabajadores de los más de 500 con los que cuenta la empresa en la actualidad.

Serían 30 despidos directos, mientras que a los otros 70 operarios se les transformaría en fijos discontinuos, para reforzar la plantilla en los momentos que aumentan los picos de demanda.

Para ello, es necesario encontrar a esas 70 personas dispuestas a modificar voluntariamente los términos de sus contratos, algo que se está negociando en estos momentos entre empresa, sindicatos y grupo inversor, estudiando las compensaciones que percibirían dichos trabajadores si aceptan el cambio.

Las negociaciones, por el momento, están muy verdes, pero es voluntad de las partes encontrar un punto de acuerdo que satisfaga a todos.

(Votos: 8 Promedio: 2.6)

3 comentarios

  1. Los 30 despidos los pueden conseguir con ofrecimientos de gente próxima a jubilarse y con gente que no esté dispuesta a seguir en la plantilla ante la situación que se avecina. En cuanto a los 70 fijos-discontinuos, eso para una empresa no lo deben haber pensado bien, porque a la larga la gente se marchará y acabarán teniendo gente para los momentos puntuales sin ninguna experiencia y resultando una mala calidad en los productos, pero los empresarios solo se fijan en ganar y ganar, y no en las personas. Está claro que Mercadona quería cargarse y absorber la Cooperativa por poco dinero y poco a poco, piedra a piedra acabará consiguiéndolo, sino tiempo al tiempo.

  2. La verdad que sí yo he trabajado allí y he estado encantada buenísima gente y un trato amable estoy muy contenta la verdad. Y hubiera seguido trabajando

  3. Suele ser asi, lo mas fácil es la crítica negativa a las grandes empresas-sobre todo si son de fuera-la mejor es la nuestra, aunque cometa cuantos errores sean necesarios para precipitar el final de su trayectoria. Para ser precisos, seguir hablando de coop.v., es ahondar en el proteccionismo mas local; se trata de una sociedad limitada, con unos 60.000€ de capital social, con un grupo inversor que rige sus destinos. Los inversores ante todo, buscan el mayor beneficio y rentabilidad en defensa de su inversión, no hay sentimiento fuera de esto; no invierten por «simpatia» y transforman cuanto sea preciso en su provecho. Lo demás es literatura pueril e innecesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba