Viéndolas pasar

Reformas a las Reformas del Debate

¡Qué poco duran las alegrías en casa del pobre! Hace una semana opinaba acerca del Debate sobre el estado de la Nación, por cierto, opino de eso, de cómo salir de la crisis y de lo que quiera opinar, como usted y como cualquiera, ya que me asiste el derecho a la libertad de opinión y expresión, como a usted y como a cualquiera, repito. Y aquel que no lo quiera permitir debería plantearse si está educado para vivir en una sociedad democrática como es la española. En definitiva, que esta es mi opinión y si no le gusta… pregunte, porque tengo otras. Como diría Groucho.
A lo que vamos. Resulta que estaba tan contento pensando que Zapatero estaba proponiendo iniciativas serias para incentivar el consumo, para paliar dificultades a quienes más apuros están pasando con esta crisis y no habían transcurrido 24 horas cuando comenzaron las matizaciones, las rectificaciones y lo que es peor, las consecuencias, las cuales, en algunos casos, fueron instantáneas.

Tal es el caso de los concesionarios de marcas automovilísticas quienes vieron que, a su ya de por si reducción de ventas, se les añadió el frenazo de los posibles compradores al saber que el gobierno iba a articular unas ayudas que, en la realidad, no se van a poder materializar de la forma que anunció el Presidente.

Escuchaba, mientras viajaba hacia Bilbao el lunes pasado, a un comercial de un concesionario al que una emisora de radio estaba entrevistando y con pesar decía que aquellas operaciones que tenía calientes, se habían congelado de golpe por esta causa.

Lo mismo si no es peor, ocurría con el intento mal enfocado de motivar a los posibles compradores de pisos advirtiendo de la pérdida de reducción fiscal si la adquisición no se efectúa antes de 2010 para depende qué rentas familiares. En la misma emisora entrevistaban a una consejera del gobierno aragonés, disculpen pero no recuerdo ni su nombre ni su cartera, lo que sí recuerdo es que dijo con absoluta naturalidad que, al fin y al cabo, los vendedores de pisos incluyen en sus precios hasta un 8% más si la vivienda tiene desgravaciones. ¡Toma ya!

Y no podemos dejar pasar la semana sin hablar y opinar, por supuesto, acerca del caso Gürtel y la imputación de nuestro President por un supuesto delito de cohecho. Tiene gracia –entiéndase en tono sarcástico– que desde hace semanas, haya defensores de la democracia que ocupan puestos de cierta relevancia sea a nivel local o regional que, no sólo han juzgado por su cuenta a Camps, sino que han tenido la osadía de sentenciarlo… ¡toma ya! Por 2.

Una persona a la que tengo en alta estima me sorprendió muy negativamente al invitarme, vía Facebook, a unirme a un grupo que pide la dimisión de Camps por el hecho de estar imputado y sin esperar, siquiera, a que el juez escuche su primera declaración. No me digan que eso no es indefensión. Por supuesto, he rechazado esa invitación.

Cierto es que, este miércoles, Camps ha acudido a su cita con el juez y tras 45 minutos ha salido del tribunal, reconozco mi desilusión al conocer que sigue estando imputado y el juez no ha cambiado su estatus, al menos, hasta ahora. Al margen de ideologías políticas, no me hace ninguna gracia que el President de la Generalitat sea imputado en un presunto caso de corrupción, no me hace ni pizca de gracia pero me gusta mucho menos que se le sentencie de antemano. Por encima de político, Camps no deja de ser una persona, un español con los mismos derechos que cualquier otro. Sinceramente, me gustaría que todo se aclarase y Camps sea declarado inocente.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba