Salud

Sanidad elimina las cuarentenas para los positivos Covid asintomáticos y leves a partir del lunes

Es una de las medidas que marca la transición al sistema de vigilancia centinela, como el de la gripe

La Comisión de Salud Pública ha acordado este martes eliminar la necesidad de cuarentena para los positivos por coronavirus que sean asintomáticos o leves a partir del próximo lunes.

En una nueva actualización de la Estrategia de Vigilancia y Control frente a la Covid-19, la gestión de la pandemia da un paso más hacia la 'gripalización', por lo que las pruebas de diagnóstico se dedicarán a las personas con factores de vulnerabilidad (mayores de 60 años, inmunodeprimidos y embarazadas), ámbitos de riesgo (sanitarios y sociosanitarios) y casos graves.

En el caso de los pacientes con síntomas leves compatibles con la enfermedad, la realización o no de pruebas dependerá de las necesidades y la decisión de los médicos.

El próximo lunes, 28 de marzo, se pondrá en marcha la nueva estrategia y se aplicará siempre que los servicios sanitarios no estén saturados por el COVID-19. De hecho, los técnicos del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas puntualizan que estos cambios están sujetos a que la pandemia se mantenga controlada.

Mascarillas

Aunque se levantan los aislamientos de los pacientes leves y asintomáticos, la Comisión de Salud Pública recomienda a todos los positivos, leves o no, mantener el uso de la mascarilla en todos los ámbitos y evitar el contacto con personas vulnerables.

Los técnicos justifican la modificación por los altos niveles de inmunidad alcanzados, que han permitido dejar atrás la fase aguda de la pandemia, pero todavía sigue en vigor la obligatoriedad de las mascarillas en interiores. El presidente Pedro Sánchez avanzó a principios de marzo que podría suprimirse "pronto".

Sanidad asegura en su comunicado que la nueva estrategia responde al compromiso adquirido por la ministra y los consejeros y consejeras de las comunidades autónomas y recuerda que el sistema está en transición hacia una vigilancia centinela como la que ya existe para la gripe.

La transición -que se ha valorado junto al Centro Europeo de Control de Enfermedades- no impide que se mantengan operativos los mecanismos para detectar cambios de tendencia en la circulación del virus y otros indicadores, según el Ministerio.

(Votos: 1 Promedio: 3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba