Sociedad

Sexo confinado o cómo aliviar la falta de contacto físico

Frente a la situación de confinamiento, cada uno busca adaptarse de la mejor manera posible o, simplemente, como le pide el cuerpo

El confinamiento nos está afectando de múltiples formas, pero si hay algo con lo que nos está costando especialmente lidiar es con la falta de contacto físico en todas sus variantes o, en algunos casos, con el exceso del mismo. Nos hemos tenido que adaptar a una situación para la que no estábamos preparados y para la que nadie tenía la fórmula para hacerle frente, por lo que cada uno está buscando la mejor manera de llevar esta anómala realidad que estamos teniendo que vivir.

La mayoría nos estamos dando cuenta de lo importante que es el contacto; más que nunca, las parejas que están separadas lo echan de menos, las que están juntas lo disfrutan, entienden lo importante que es el contacto con otras personas fuera de la pareja o lo odian y buscan una vía de escape; quienes no tienen pareja buscan alternativas, formas de desahogarse que hagan el camino más llevadero. Frente a esta situación, cada uno busca adaptarse de la mejor manera posible o, simplemente, como le pide el cuerpo.

Infidelidad

Entre aquellos que están pasando este confinamiento con sus parejas hay disparidad, mientras unos se están conociendo mejor y están disfrutando de las horas juntos, para otros, tanto tiempo sin separarse está siendo insoportable, por eso la situación actual no ha hecho, ni mucho menos, que desaparezca la infidelidad, lo que sí ha desarrollado es el ingenio.

La distancia emocional, los paseos introspectivos o el tiempo extra en el baño, son algunos indicativos de que algo no va bien. Las infidelidades de cuarentena tienen lugar, en el mejor de los casos, a través del móvil, mediante el sexting; sin embargo, también se están dando en persona, aprovechando el paseo o la salida para hacer la compra. Aunque previamente el encuentro se ha cuajado en una de las muchas aplicaciones especializadas o incluso, en el caso de los hombres, mediante el sexo de pago, práctica conocida por los varones españoles, ya que como indica Escort Advisor, el motor de búsqueda de chicas nº1 en Europa, un 39% de ellos han pagado alguna vez por sexo.

Sexting

Tanto para ser infiel, como comentábamos anteriormente, como para desahogarse si pasas solo el confinamiento, el sexting es una de las soluciones que más éxito está teniendo. Los Millennials o la Generación Z están habituados a las nuevas tecnologías y este tipo de comunicación les resulta más natural, aunque es apto y, sobre todo, recomendable, para todas las edades. Los mensajes subidos de tono entre parejas separadas físicamente, amantes o curiosos son un caramelo que nos ayuda a sobrellevar la situación actual y por la que están optando muchos.

Videollamada

Cuando el sexting no es suficiente, siempre podemos dar un paso más y aventurarnos en el amplio mundo de la videollamada. No hay más que desprenderse de la vergüenza, echarle imaginación y disfrutar. Está siendo la solución de muchas parejas o solteros que, después de tantos días confinados, echan de menos el sexo. Incluso para las prostitutas, para quienes el sexo es su medio de subsistencia, la videollamada está siendo su bote salvavidas para soportar económicamente este parón obligado, como confirma Escort Advisor, y es que en este momento es habitual ver en los anuncios de chicas cómo éstas ofrecen la videollamada a sus potenciales clientes en lugar del encuentro físico.




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba