Economía

Test para medir la velocidad de tu conexión a internet

Siguiendo estas sencillas instrucciones podrás saber si estás recibiendo la velocidad que has contratado

La velocidad de nuestra conexión a Internet y su capacidad se han convertido en algo fundamental. Hasta no hace tanto, y excepto en el caso de los videojuegos, era más que suficiente, pero cada día tenemos más dispositivos conectados a nuestro router (además del ordenador, móviles, tablets, la televisión, altavoces inteligentes…) y el ancho de banda puede jugarnos malas pasadas.

De hecho, es habitual que por distintos motivos no estés disfrutando del ancho de banda que pagas, y por ello lo mejor para comprobar que tu velocidad se ajusta a lo contratado es hacer un test de velocidad de Internet. Vale tanto para conexiones por Ethernet como por 4G, 5G o WiFi. De esta forma sabrás si debes realizar cambios en tu instalación o llamar a tu compañía telefónica.

La forma más sencilla es realizar el test que ofrece Google. No requiere registro y es gratuito. Puedes hacerlo ya mismo pinchando aquí.

La prueba tarda menos de 30 segundos y consiste en transferir un archivo de 40 MB de datos para probar la velocidad tanto de subida como de bajada, además de la latencia.

Otras opciones

Hay más opciones, como Speedtest, que además tiene aplicación para móvil para hacer el test directamente desde tu dispositivo. Las ventajas de escoger este servicio es que te permiten cambiar de servidor de pruebas, hacer el test para una conexión única o multi, seleccionar una prueba personalizada en función de tu navegador, dispositivo o sistema operativo, además de darte información como el ping.



El problema es que recopila algo más de información cuando realiza la prueba, como identificadores únicos de dispositivos o ubicación, avisando además que considera legítimo compartir estos datos con proveedores de internet, fabricantes de hardware y reguladores de la industria.

A nadie debería que una plataforma streaming tan grande como Netflix tenga su propio test de velocidad, Fast. Este servicio, además de mostrarte la velocidad de subida y bajada de datos, mide la latencia de carga y de descarga, te muestra la ubicación del servidor al que accede tu router y tu proveedor.

Consejos para hacer la prueba

En primer lugar, si quieres saber a ciencia cierta la velocidad máxima que puedes obtener por el servicio que tienes contratado, conecta tu ordenador o dispositivo directamente al router por Ethernet, es decir, por cable. No hay pérdida de datos, como sí ocurre con el WiFi.

Las versiones en app de los test de velocidad son muy útiles para medir desde el smartphone el ancho de banda disponible en cada habitación o rincón de la casa.



De esta forma, podremos hacer una estimación de dónde colocar el router si se va a usar un portátil con conexión Wifi o donde ubicar el setup en el caso de tener la previsión de jugar online y retransmitir en alta definición.

Un testeo más concienzudo, pero menos real, conlleva desconectar el resto de dispositivos (videoconsolas, tablet, teléfonos móviles) y solo dejar conectado desde el que se está realizando la prueba. Es menos real, ya que, habitualmente, cuando hagas uso de Internet, tendrás el resto de aparatos conectados, por lo que recomendamos este método sólo si se detecta un desfase muy grande entre lo contratado y lo que señalan los test. Así podrás cerciorarte de que efectivamente la velocidad de conexión es menor a la contratada.

(Votos: 1 Promedio: 2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba