Sucesos

Tres años de cárcel por acuchillar al hijo de su pareja en Villena

La Audiencia rebaja la pena al considerar que se encontraba afectado por su adicción a las drogas. La víctima será indemnizada con 3.200 euros

La Audiencia de Alicante ha condenado a tres años de prisión al vecino de Villena acusado de apuñalar al hijo de su pareja durante una discusión en el domicilio familiar.

Inicialmente la Fiscalía reclamaba nueve años de cárcel pero la sala considera probado que el acusado tenía mermadas sus facultades cuando ocurrieron los hechos como consecuencia de su adicción a las drogas. El fallo le condena a indemnizar a la víctima con 3.200 euros y le impone una orden de alejamiento durante cuatro años.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado 22 de agosto, hace casi un año. Acusado y víctima, que llevaban 25 años conviviendo, mantuvieron una discusión por el desorden que el joven de 29 años tenía en la habitación. Una disputa en la que ambos se gritaron y se intercambiaron insultos y que finalizó con el procesado marchándose a la cocina a coger un cuchillo y regresar al dormitorio de su hijastro. La víctima recibió una puñalada en el cuello y otras dos en los brazos mientras trataba de protegerse. En ese momento, la madre se interpuso entre los dos y el joven pudo salir corriendo a llamar a la Guardia Civil.

Cuchillada en el cuello

Durante el juicio, el procesado admitió la discusión pero aseguró que, cuando cogió el cuchillo, su intención era la de asustarle y no sabía cómo se produjeron las heridas que presentaba la víctima. Durante el juicio, el propio apuñalado aseguró al tribunal que pensaba que su padrastro no tenía intención de matarle cuando le acometió con el cuchillo. De todas maneras, la víctima sí que reclamaba por la agresión sufrida y así lo dejó constar.

El fallo considera probado que el acusado es un consumidor abusivo de sustancias estupefacientes de larga evolución desde antes de 1995. Aunque había iniciado varios tratamientos con la intención de desintoxicarse, se quedaron en intentonas. Este consumo prolongado de sustancias provocó para los magistrados que el acusado tuviera limitadas sus facultades cuando cometió los hechos.

El consumo de drogas se considera más que probado para el tribunal, ya que tanto el acusado como los testigos que declararon en el juicio afirmaron que éste había aumentado el consumo de cocaína en los días previos a los hechos, como consecuencia del reciente fallecimiento de su madre.

Los jueces han valorado que el procesado padecía un trastorno de control de impulsos como consecuencia de su adicción, lo que se traducía en irritabilidad e impulsividad tras el consumo de esta sustancia. Hechos que le produjeron una «afectación grave» de sus facultades y su capacidad para controlarse.



Los jueces entienden también que hay una agravante de parentesco, ya que, aunque la víctima no era el hijo natural del acusado, sí que consideran que era una relación equivalente, dado que durante toda su vida ha estado conviviendo con él.

Orden de alejamiento

La sentencia fija una orden de alejamiento de cuatro años hacia su hijastro a menos de 300 metros, así como comunicarse por él de cualquier manera. La petición de alejamiento se había planteado también para la madre, pero los jueces no han considerado probada ninguna circunstancia de riesgo para ella derivada por la conducta del acusado, según argumentan en la resolución.

El fallo no es firme y contra él cabe la posibilidad de recurso de apelación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

[Total:1    Promedio:1/5]
Etiquetas

2 comentarios

  1. Justicia pero que justicia hay te apuñalan te dan una paliza y el tío en la calle pues vaya mierda y encima las cárceles llenas de drogas pufff

  2. Pilar, creo que te confundes de noticia. esta persona no es la que apuñaló hace unos días a un chaval de 15 años.
    Esto pasó hace hoy justamente un año y la víctima tiene 30 años y esta persona lleva en la cárcel desde ese mismo día. No tenía antecedentes de ningún tipo. no digo que no fuese lo correcto, pero no entiendo porque unos van a la cárcel y otros no.
    La justicia no siempre nos parece justa, por eso existen jueces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba