Historia

Un tesoro incompleto

20 cajas con libros del catedrático Juan Bautista Vilar llevan en Murcia más de un año esperando que Villena se haga cargo de ellas


Sine spina nulla rosa es el lema que reza en el ex libris impreso en los libros de la biblioteca de Juan Bautista Vilar; y por ende en los miles de libros donados por el catedrático de Murcia a Villena, su ciudad natal. Sine spina nulla rosa, no hay rosa sin espina.

Ex libris J. B. V.

Este jueves, treinta de enero, aprovechando la invitación del Grupo Fe, Cultura y Ciencia a participar en el ciclo de conferencias del segundo cuatrimestre del curso patrocinado por la Sede Universitaria de la UA en Villena, tendremos la oportunidad de difundir nuevamente la valía del fondo bibliográfico donado por Juan B. Vilar, ubicado en la Biblioteca Pública Municipal Miguel Hernández. Un fondo que contiene unos 5.700 volúmenes. Un fondo remitido por el historiador desde 1986 y que conforme conocemos más, más apreciamos. La peculiaridad y rareza de algunos ejemplares, la selección de temas específicos, la existencia de publicaciones de escasa difusión convierten esta biblioteca en un maná especializado para investigadores y bibliófilos curiosos. Un privilegio. Un tesoro.

Cada vez que nos acercamos al fondo donado por Vilar a Villena, aumenta nuestra convicción sobre su valía. En la charla éste será nuestro propósito: el insistir en el privilegio que supone para la ciudad el contar con una colección bibliográfica como la que a conciencia, con criterio y con amor preparó el catedrático para su pueblo. A conciencia y con criterio porque la selección de obras realizada por Vilar nunca fue aleatoria, sino especializada en algunos temas específicos: Judaísmo, minorías religiosas, estudios sobre el norte de África, geografía e historia regionales determinantes para conocer el entorno geográfico e histórico de Villena… Con amor porque como hemos comentado en otras ocasiones, en el fondo donado por Vilar hay libros que pertenecieron a la biblioteca de su madre, la maestra doña Ángeles Ramírez Díaz, maestra en Villena desde los años treinta hasta 1960. Hasta aquí la rosa.

Juan Bautista Vilar

La espina es que en Murcia, desde hace más de un año, hay una veintena de cajas de libros preparadas por Juan B. Vilar para ampliar la donación. La intención inicial de Juan B. Vilar era que su legado llegara a unos diez mil volúmenes. El catedrático falleció el trece de marzo de 2018, aun enfermo preparó estos libros que desde entonces esperan –y desesperan– en Murcia. Por nuestra parte, atendiendo la solicitud de la familia, hemos intentado gestionar el traslado de esas cajas de libros a Villena, traslado que aún está pendiente.

Quisiéramos sólo, de la rosa, su belleza. Pero ya sabemos que no hay rosa sin espina. Sabemos de los esfuerzos que supone en personal y tiempo la catalogación que atienda como se merece una remesa de libros de estas características. Pero créanme, valdrá la pena nuevamente hacer el esfuerzo. Villena tiene, más allá de sus tesoros monumentales, otros tesoros como este que vale la pena conservar y mimar.

Un veintiséis de marzo de 2003, en el Salón de Actos de la Casa de la Cultura de Villena, cuando tuvimos el honor de presentar el libro Catálogo del Legado Juan B. Vilar, manifestamos un compromiso que hoy reiteramos: El legado ha exigido, exige y exigirá esfuerzos. Económicos y humanos. Mal haríamos si culminada una meta no fuéramos constantes en su conservación.

Por mi parte, sólo deseo que las espinas nunca sean más que las rosas.

NOTA. La conferencia titulada "El legado de Juan B. Vilar a Villena: un tesoro bibliográfico" se impartirá este jueves, 30 de enero, de 17:30 a 19:00. Lugar: CAMV-Casino Villenense, Calle Corredera, 25. Villena. El presente escrito ha sido publicado originalmente en la edición de hoy de Información



[Total:2    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba