Abandonad toda esperanza

V de Visionarios

Abandonad toda esperanza, salmo 9º
La primera vez que leí V de Vendetta tenía quince años y me encontraba hospitalizado. Nada importante, apenas unos días de reclusión. Pero a nadie escapa que a esa edad aquello era un mal trago considerable, y decidí llevarme unos cómics para amenizar la estancia. Con el paso del tiempo descubrí que la inocencia y la ignorancia propias de aquella edad me llevaron a leer un material que tampoco era el más idóneo para hacer más llevadera la situación.

V de Vendetta es a la narración gráfica lo que 1984 de Orwell o Un mundo feliz de Huxley a la novela: una narración distópica ambientada en un futuro cercano dominado por un Gran Hermano (aquí llamado Destino) que lo controla todo. Para enfrentarse a este estado fascista surge la figura de V, un terrorista enmascarado con el rostro de Guy Fawkes, el líder de un grupo de conspiradores católicos que fracasaron en su intento de asesinar al Rey y volar la Casa de los Lores en el Londres del 5 de noviembre de 1605.

Como en las novelas citadas, el futuro reflejado ya es pasado para nosotros. El cómic de Alan Moore y David Lloyd se publicó a comienzos de los años 80, y por tanto 1997, cuando acontece la acción, todavía era un enigma. Hoy estas obras revelan la capacidad visionaria de sus autores, en un presente donde los verdaderos dirigentes se ocultan tras los grandes emporios que dirigen los mass media, y donde, como afirma V, la Justicia es una amante que nos ha dejado y se ha ido con otro que ha terminado prostituyéndola. Al enmascarado protagonista no le queda otra alternativa que empezar una nueva relación con otra mujer llamada Anarquía.

En su revelador prólogo a esta obra incómoda y agitadora de conciencias, el dibujante David Lloyd cuenta lo que ocurrió una noche cualquiera, cuando entró en un bar a tomarse una cerveza. En el televisor del local se sucedían diversos programas de entretenimiento para mentes adocenadas, "llenos de personajes simpáticos y desenfadados". Cuando comenzaban las noticias, la mujer del propietario apagó el aparato y puso música para ambientar el establecimiento. Lloyd nos recuerda que el suyo es un cómic que, como las noticias, no está lleno de personajes simpáticos y desenfadados. Y es, como 1984 y Un mundo feliz, y como otros cómics magistrales de Alan Moore -pienso en From Hell, y sobre todo en Watchmen, la obra que supuso un antes y un después en el medio-, un cómic para aquellos que no apagan el televisor cuando empiezan las noticias.

Inglaterra prevalece. La denuncia de V de Vendetta también.

V de Vendetta de Alan Moore y David Lloyd ha sido reeditado por Planeta de Agostini (2005). El próximo año se estrenará la versión cinematográfica, protagonizada por Natalie Portman.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba