Empresas

Zumo de Oliva Tal Cual Efímero: un aceite de lujo al alcance de todos

Green Asparagus sigue apostando por potenciar la producción agrícola local con un aceite espectacular


La empresa villenense Green Asparagus sigue apostando por potenciar la producción agrícola local. Si el año pasado nos sorprendió con su aceite Zumo de Oliva Tal Cual, y hace unos meses con su impulso a las I Jornadas del Espárrago de Villena, ahora acaba de llegar al mercado una edición especial de su aceite, que bajo el nombre de Efímero está cosechando un gran éxito comercial aún antes de su estreno.

Carlos Camañes, responsable de Green Asparagus junto a su hermano José Luis, nos cuenta que se trata de un “aceite de oliva único y especial”, que en esta ocasión se ha elaborado con una recolección temprana para “embotellar nuestra visión de la variedad arbequina”. Así, y con la experiencia adquirida el año pasado, en esta ocasión, y tras las mediciones y análisis pertinentes, se optó por recoger la oliva los pasados 29 y 30 de octubre, “cuando las condiciones eran óptimas”. Gracias a Cooperativa Las Virtudes y a su director, Alfonso Arenas, “apenas pasaron tres horas entre la recogida de la oliva y su morturación en la almazara, con lo que el resultado ha sido espectacular”, explica Camañes, un amante del buen vino que ha querido trasladar al mundo del aceite procesos y procedimientos enológicos, entre ellos “el control de la temperatura, la elección de las fechas de recogida o el carácter del terreno”, apunta.

Calidad y raíces

Precisamente el carácter del terreno, abrupto y complicado, da a este “zumo de oliva” una personalidad tan marcada. Se trata de 7 hectáreas y media de olivar en la Finca Las Atalayas, cerca de la estación del AVE, trabajadas durante 10 años por José Luis Camañes, padre de Carlos. Allí hay unas 11.800 oliveras perfectamente dispuestas en espaldera que dan un producto óptimo, tanto que la madre de Carlos, Pilar Cobo, fue quien tuvo en su día la idea de hacer “un aceite de autor” que en realidad ha acabado siendo “un auténtico zumo de oliva”, nos cuenta Carlos.

No ha sido fácil llevar esa idea a cabo, añade. “Al ser un producto tan vivo y tan lleno de materia vegetal es inestable, evoluciona y cambia sus cualidades, por eso lo hemos llamado Efímero, porque entendemos que es mejor consumirlo rápidamente para disfrutar al 100% de sus características, pero no pasa nada si pasa el tiempo: será un producto diferente, pero igualmente magnífico”.

No en vano, si tenemos en cuenta que para conseguir un litro de aceite normal, de uso cotidiano, son necesarios unos 4 o 5 kilos de oliva, en el caso del Zumo de Oliva Tal Cual Efímero hablamos de hasta 9 kilos, mientras que la acidez es del 0,8% en el primer caso y baja hasta al 0,2% en el segundo. “Estas cifras son el mejor aval para la calidad de un producto que ha enamorado a los principales de restauradores de la provincia”, señala con orgullo el productor, subrayando una diferencia vital entre su aceite y otros más comunes: “el mío es un zumo de oliva, y el aceite corriente el producto que se obtiene al refinar ese zumo”.

En los mejores restaurantes

De hecho, el primer aceite que elaboró, el Zumo de Oliva Tal Cual, el año pasado, tuvo una tirada reducida de 2.000 botellas, repartidas en gran medida entre los mejores restaurantes de la provincia, como el Grupo Gastronou, propietario, entre otros, de Nou Manolín o Piripi. “La idea era comenzar a posicionar el producto, ir dándolo a conocer poco a poco, pero acabó teniendo un acogida espectacular que se ha traslado ya a este año, pues tenía infinidad de pedidos sobre la mesa aún antes de conocerse el producto, que es mucho mejor que el del año pasado”, explica Camañes, que relata orgulloso cómo está recibiendo pedidos especiales, como una partida de 150 botellas mágnum (de litro y medio) para La Masía de Chencho, uno de los restaurantes más conocidos de Elche, además de otros muchos clientes, tanto profesionales como particulares.

En Villena, la botella de medio litro puede adquirirse a un precio único de 9,95 euros en los principales restaurantes y tiendas gourmet, un producto de auténtico lujo a un precio asequible para todos los bolsillos y al que se le saca su mayor jugo en crudo, como aliño de ensaladas o rematando platos. También puede utilizarse para freír, sonríe Camañes, “y si haces unos huevos fritos con él salen deliciosos, pero se gasta mucho aceite, aunque yo recomendaría probarlo aunque sea solo una vez”.

 

[Total:6    Promedio:3.5/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. El año pasado tuve el placer de consumir tal cual y éste año ya desayuno tostadas con efímero todos los días, deliciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba