El Ordenanza

Comarcalia TV

El Ordenanza. Capítulo 6

Escena 1

Sentado tras su escritorio, el alcalde lee una montaña de folios que ocupan la esquina izquierda de la mesa. Frente a él, Juan José Alcañiz busca información en la red de redes en una tablet muy usada. El Teniente de Alcalde lleva unos auriculares puestos, así que no puede oír que acaban de llamar a la puerta. Sin levantar la vista de su tarea lectora, el alcalde concede permiso.

La puerta se abre y entra Avelino con un sobre en la mano.

–Con su permiso, señor alcalde: ha llegado esta carta de Comarcalia TV para usted.

Su interlocutor asiente, suspira y extiende la mano, agradecido, al recién llegado. El ordenanza avanza un par de pasos y entrega dicho sobre con el membrete de la cadena de televisión local, el cual es examinado y abierto. Al ojear su contenido, el alcalde cierra los ojos, tira la cabeza hacia atrás y suspira.

–Avelino, por favor, ¿puede sentarse un minuto?

El ordenanza, a sabiendas de que eso no forma parte de sus tareas, toma asiento al lado de Alcañiz, que ha detectado su presencia y se ha desprendido de los auriculares.

–La Asociación Cultural Taurina “Mozo de estoques” ha solicitado la Plaza de Toros para celebrar una corrida el día 7 y se la hemos denegado.

–Estoy al corriente.

–Bien, pues esto es una invitación a un debate televisivo sobre el tema. Los invitados son Manuel García, Asunción Valdés y Benito Carracha... no sé muy bien qué hacer.

El semblante del teniente de alcalde se tensa.

–¡Joder! ¡Son insaciables!

–¿Cree usted que debería ir, Avelino?

–Sinceramente, me temo que, haga lo que haga, no todos estarán de acuerdo pero, creo que presentarse a explicar sus motivos, le va a dar la tranquilidad de haberlo intentado.

Silencio.

–Tiene usted razón, Avelino. Gracias.

Escena 2

La cabecera del programa comienza con la típica música que acompaña a la animación 3D, esta vez de una bolita que avanza por los vericuetos de un laberinto que, al abrirse el plano, resulta ser el logo del programa en Arial black. La cortinilla de transición non deja con el medio plano de un mocetón de colorados y nutridos mofletes, que imposta la voz y exagera las eses, arrastrando muletillas cada cierto número de palabras y remarcando las consonantes en posición implosiva. Seguro que usted, querido telespectador, sabrá formarse una idea.

–Buenas noches, queridos televidentes de Comarcalia Televisión. Bienvenidos a nuestro espacio semanal “Debate a la fresca”. El tema que nos ocupa esta noche es de rabiosa actualidad: la celebración o no (sonríe) de la tradicional corrida de toros del 7 de septiembre en la capital de nuestra comarca. Esta noche contamos con la presencia de don Manuel García Conde, arquitecto; doña Asunción Valdés, veterinaria; don Benito Carrancha, presidente de la Asociación Cultural Taurina “Mozo de estoques” y, para finalizar, contamos con la presencia de la Primera Autoridad de la ciudad, que ha tenido a bien aceptar nuestra invitación. Bienvenidos los cuatro. Si les parece bien, vamos a comenzar el debate con don Benito. Parece que este año tampoco vamos a tener toros en fiestas...

–Pues, eso parece, Juan Manuel. La asociación presentó la correspondiente instancia solicitando la cesión de la plaza para el festejo (toma un papel en la mano y lo muestra a cámara), pero ha sido denegada por motivos vagos: alegan que la Plaza incumple el reglamento de espectáculos taurinos (levanta la carta de respuesta del ayuntamiento), pero todos sabemos que es porque van en contra de la tradición, la cultura y el arte de este país. Se refugian en que el toro sufre y no hay nada más cierto pero, lo cierto es que son unos sectarios. ¡Deberían gobernar para todos y no sólo para los que les han votado!

–¿Qué opina usted, señor Alcalde?

–Muy buenas noches. Veo que don Benito no ha dejado cabo sin atar y, creo que me corresponde contestar brevemente a todas sus acusaciones. En primer lugar, no hace falta más que dar una vuelta por el exterior de la plaza para descubrir los innumerables remiendos que se han tenido que hacer en ella, ya que, como obra electoralista que fue, se terminó deprisa y corriendo, sin entrar en más detalles de su construcción. Creo que, para eso, están los técnicos que han estudiado y han desaconsejado que se concedan los permisos pertinentes. Quizá el señor García Conde puede corroborar estos estudios pues, me consta que no es ajeno a ellos. En segundo lugar, nos preocupa el grado de violencia que sufren los astados, desde la divisa hasta la puntilla. Si sufre o no... creo que le corresponde contestar a la señorita Valdés aunque, lo que sí que está claro es que, debemos de luchar contra todo tipo de espectáculo sangriento ya no en nuestro municipio, sino en el mundo. Divertirse a costa del sufrimiento de otros seres es para psicoanalizarlo y, la lástima, Juan Manuel, es que no hayas traído a ningún psicólogo al programa. Matar está feísimo, señor Carrancha.

–¡Pero luego bien que te comes los filetes de ternera! ¡Hipócrita!

–¡Oh! ¡Respuesta recurrente acompañada de insulto! ¡La cosa se pone interesante! Señor Carrancha, mi condición de omnívoro no tiene nada que ver con la crueldad. No haga demagogia de todo a un euro, por favor. Y, lo de la tradición, la cultura y el arte, señores míos, también era tradicional el derecho de pernada, la cultura del miedo de la Santa Inquisición y el arte de los verdugos de la tortura Leng T'ché. Se trata de evolución. Se lo voy a poner fácil, señor Carrancha: en nuestro programa electoral quedaba claro que no íbamos a permitir ningún acto de violencia en la ciudad durante nuestro mandato y así va a ser. Tenemos cuatro años de legislatura y no va a haber excepción. Así asumiremos las denuncias que nos hagan ustedes, dada su tozudez, en favor de la evolución y el sentido más romántico de la palabra “humanidad”.

[Total:4    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba