Cita con las Citas

Con la Biblia bajo el brazo

Tres años que vivimos con el dolor de no haber visto resuelto uno de los últimos deseos de Juan Bautista Vilar: completar su donación a las Bibliotecas Públicas Municipales

El trece de marzo de dos mil dieciocho fallecía en Murcia Juan Bautista Vilar Ramírez, catedrático que legó a Villena, su ciudad natal, un generoso y exquisito fondo bibliográfico.

Tres años hace que sentimos su ausencia y tres años que vivimos con el dolor y pesadumbre de no haber visto resuelto uno de sus últimos deseos: el de completar su donación con una veintena y pico de cajas de libros que, aun enfermo, ultimó para su envío a las Bibliotecas Públicas Municipales y que desde su muerte esperan en la capital murciana. Tres años tres. Tres.

Entre los tesoros bibliográficos del Fondo Juan B. Vilar hay una colección de Biblias. Entre los diversos temas de la historia contemporánea que ocuparon al historiador estuvo el interés por las minorías religiosas. Y entre ellas por la del protestantismo en España. Fruto de ello fue un libro delicioso titulado Intolerancia y libertad en la España contemporánea. Los orígenes del protestantismo español, prologado por el prestigioso hispanista Raymod Carr, editado en 1994 por Istmo. Veamos un hecho hermoso que nos cuenta Vilar al final de este libro:

Estamos en 1868, septiembre. Cuando la "Gloriosa" destronó a Isabel II. En esos días de lucha el general Prim se entrevistó en Algeciras con Juan Bautista Cabrera Ivars, con José Alhama Teba y con Manuel Hernández, creyentes protestantes. Y según consta en el diario de Cabrera, Prim les manifestó:

Sean Vds. bienvenidos. Desde hoy en adelante habrá libertad en nuestra patria, verdadera libertad, y concluyó la tiranía. Cada hombre será dueño de su conciencia, y podrá profesar la fe que mejor le parezca. Ustedes pueden volver a su país en el primer vapor que salga, y están en libertad de entrar en España con la Biblia bajo el brazo, y predicar las doctrinas en ella contenidas.

Los entrevistados, por razones políticas o religiosas, conocían los sabores del destierro o la emigración por el miedo a ser perseguidos.

No ha sido España en su historia muy generosa en libertades y tolerancia para las diferentes ideologías y creencias. Una lástima. Respecto a las creencias, la Constitución de 1869 garantizaría la libertad religiosa y el proyecto de Constitución de 1873 también. Pero fracasando la Primera República, asentándose la Restauración y... Frustrándose la Segunda República, tras la Guerra Civil, la Victoria y el Nacionalcatolicismo…

Intolerancia sobre intolerancias. Una lástima.

(Votos: 4 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba