El Ordenanza

El año que vivimos peligrosamente

El Ordenanza. Capítulo 82

Escena 1

  • Buenos días, ¿podría hablar con la concejala de Deportes, por favor?
  • Doña Gabriela no se encuentra en el edificio ahora, llame usted al número de teléfono y marque la extensión 230, donde le darán la información necesaria.
  • Muchas gracias. ¿Sabe dónde puedo encontrar una cabina telefónica?
  • ¿Una cabina telefónica?
  • Sí, ya sabe. Esas cajas de cristal que tienen un teléfono, que funciona con pesetas, dentro.
  • Sí. Sé lo que es una cabina telefónica, pero no sabría decirle dónde puede encontrar una, en este momento.
  • ¿No tienen cabinas telefónicas en este pueblo?
  • Dudo que quede alguna. Llevan en desuso más tiempo que las pesetas.
  • ¿Cómo? ¿No hay pesetas?
  • ¿Usted en qué año vive?
  • En el ‘82.
  • Pues estamos en el 2021. Hace veinte años que España cambió de divisa.
  • ¡Oh, vaya!… ¡qué embarazoso es esto!
  • No se preocupe, hombre. Son cosas que pasan.
  • Bueno, creo que voy a dar una vuelta, a ver si encuentro una cabina para pedir cita. ¿La extensión 230, verdad?
  • Puede llamar desde mi teléfono, si lo desea.
  • ¿Sería usted tan amable?
  • ¡Claro, hombre! Me ha caído usted en gracia.
  • … no sé qué decir… la verdad es que me ha extrañado que nadie me reconociera por la calle.
  • Los tiempos han cambiado mucho desde 1982.
  • Ya imagino… aunque, si le digo la verdad, me ha decepcionado un poco el futuro. ¡Los coches no vuelan!
  • ¡Y del teletransporte ni hablemos!
  • ¡Jo!
  • Pase y llame, ande.

Escena 2

  • Avelino, subo a la Alcaldía. Tengo una pila de cosas encima de la mesa.
  • Muy bien, señor alcalde. Tómeselo con filosofía.
  • Eso intento hacer. Por cierto, ¿ese que está hablando por teléfono no es Naranjito?
  • El mismo. No pregunte, señor alcalde.
  • … ya…

Escena 3

  • ¿Quién es usted y qué hace en mi despacho?
  • Soy Michael Fagan, Mr. Alcalde. Tengo cierta facilidad para introducirme en los lugares más insospechados.
  • ¿Y por eso va descalzo?
  • Con las prisas, olvidé coger mis shoes de Buckingham Palace.
  • ¡Claro, claro! Ya lo voy entendiendo todo…
  • ¿No tiene usted nada para beber?
  • Mire, señor… Bagan.
  • Fagan… hágame el favor de decirme a qué ha venido antes de que llame a seguridad.
  • Pues mire usted: resulta que tengo muchas cosas en común con la Reina Elisabeth II. Los dos tenemos cuatro hijos y nuestros cónyuges… vamos, que no sabemos ni cómo se llaman.
    Al principio todo fue maravilloso pero, luego… you know…
  • El caso es que, he estado bebiendo whisky all night long, como un cosaco, me ha dao tristona (I feel blue) y necesitaba contárselo a alguien y… como Buckingham es inexpugnable desde mi última incursión y la Reina me la metió doblada (que fue de buen rollo al principio y, luego, me sacaron de palacio de muy malos modos)...
  • … ha venido usted aquí a soltarme la chapa (give me the badge, más o menos). Friend, creo que se ha equivocado de habitación.
  • ¿Tiene usted un cigarrillo?

Escena 4

  • ¿Sí, Avelino?
  • Señor alcalde, ¿puede usted bajar, por favor?
  • Avelino, le he dicho antes que tengo un montón de papeleo y…
  • … no se va usted a creer quién tengo aquí abajo.
  • A Naranjito.
  • También. Tengo a, nada más y nada menos que a Alfonso Guerra y José Barrionuevo.
  • ¡Hostias! ¡Bajo ya!

Escena 5

  • Tú no sabeh nah, Naranjito. En el noventaidó la montamoh pardísima en Sevisha. ¡Cuéntaselo tú, Cobi!
  • Noi, tampoc n´hi ha per tant! A Barna varem montar les millors olimpiades de l´història. Fins i tot, vem fer venir al Freddy Mercury perque ens fes un duet amb la Montserrat Caballé… Quin be de dèu, tu! I quina gentada!! La platja de la Barceloneta estava que rebentava! Guiris per tot arreu!! Ondia!
  • ¡Cusha! ¡Pero si el Mariscal es valensiano! Ademá, lo de uhtede no duró apenah nah! ¡Nozotro noh tiramoh sei meze de cashondeo, pisha! La Espo’92 fue high level.
  • Oye, Curro, ¿había partidos de fútbol en la Expo?
  • Escolta Naranjito, tu ets molt inocent. Quans anys tens, maco?
  • Mmmm no lo sé cierto…
  • ¡Deha ar ziquisho !¡Harfavó, Cobi!
  • ¡Cómo os envidio, chicos! ¡Vosotros tenéis un montón de experiencias vividas en común!¡Yo solo sé de fútbol!
  • Ets un ninot espatllat. Pobre cap de suro… em fa llàstima i tot!
  • Avelino, tenemos que poner freno a esto antes de que venga Fraga.
  • Se nos ha escapado de las manos, señor alcalde. Acaban de llegar Miguel Ríos y Aerosmith. Lo que no entiendo muy bien es lo que hacen aquí Cobi y Curro.
  • Son unos adelantados a su tiempo. Diez años adelantados.
  • Curro, noi, s´ha acabat el bròquil. Em sembla que aquest no es el capítol 92.
  • ¡Qué dise, pisha! ¿No habemo colao?
  • Creo que sí, señores, pero no se preocupen: otorgan ustedes un colorido moral a este caos.
  • ¡Chanquete ha muerto! ¡Chanquete ha muerto! ¡Ha muerto Chanquete!
  • Por favor, señores, hagan el favor de no dejarse llevar demasiado.
  • ¿Chanquete murió en 1982, Pancho?
  • El 9 de febrero, señor alcalde.
  • Ya ves tú qué misterio… ¡Verano azul en pleno invierno!
  • ¡Hagan sitio, que viene Richard Clayderman!
  • Mira que viajar en el tiempo con el piano…
  • Bueno, señoras y señores, vayan ustedes abandonando ordenadamente el edificio que ha llegado la hora del cierre, que estamos vulnerando las normas de seguridad sanitaria y, lo que menos queremos es que se lleven ustedes el Covid al pasado.
  • Que dius ara?? Que jo, que?
  • No, Cobi, usted no, el Covid-19.
  • Que m’està dient? Que tinc el doble del costat dret?
  • ¡Dehalo, compare! ¡Vamo a beberno unah mansanishita y unoh boqueronshito, mi arma!
  • Vols dir? Valga’m deu! Aquet m’afluixarà els cordons!
  • Gracias por todo, Avelino. Si se encuentra a la concejala de Deportes, dígale que he venido.
  • No se preocupe, don Naranjito, yo mismo le daré recado.
  • Bueno, Avelino. Ahora a ver qué temazo nos pone, para acabar el capítulo, el Supertacañón...

[Total:5    Promedio:4.8/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba