Ciudad

El ayuntamiento destinará 500.000 euros anuales al arreglo de calles

Las obras de Santa María de la Cabeza comenzarán en cuanto termine la actuación en la calle Trinidad

Andrés Martínez, concejal de Obras, ha comparecido para hacer balance de algunas de las actuaciones que se están llevando a cabo en la ciudad en estos momentos.

En primer lugar, se refería a las obras de fresado y asfaltado de Menéndez Pelayo, que se han visto retrasadas tras el hundimiento de un camión y la aparición de lo que parece ser la entrada a un refugio antiaéreo de la Guerra Civil. Con el hueco ya colmatado para garantizar la seguridad de la vía y de las viviendas colindantes, próximamente se hará una prospección con georradar para intentar obtener más información sobre esa infraestructura.

Respecto a la obra, señalaba que estaba prevista su finalización antes de la procesión de María Auxiliadora, que tiene lugar el domingo, pero eso es algo que no se puede garantizar ahora porque todavía falta terminar el fresado y asfaltar la calle. Si no fuera posible usar Menéndez Pelayo, “ya está previsto que la procesión vaya por la calle Parrales”, decía el edil.

Actuación en San Sebastián, Quintín Esquembre y Cardenal Cisneros

Por otro lado, Martínez ha informado sobre las obras de ampliación de aceras –“duplicando prácticamente el ancho”– y la creación de nuevas rampas accesibles en Cardenal Cisneros, así como el arreglo, con fresado, nivelado y reasfaltado, de un tramo de las calles San Sebastián y Quintín Esquembre, con el objetivo de evitar la creación de charcos y reconducir el agua de lluvia hacia el imbornal ubicado en el cruce de San Sebastián y Cardenal Cisneros.

La intención del equipo de gobierno es evitar que la calle Sax centralice la entrada a los colegios Príncipe Don Juan Manuel y Celada, con el peligro que ello supone, y “repartir la entrada también por Cardenal Cisneros, que queda más cerca de las nuevas aulas prefabricadas”.

Trinidad, Madrid, Ferriz y Santa María de la Cabeza

Asimismo, el edil se refería a las obras de las calles Trinidad y Madrid, que no son del ayuntamiento, sino de Iberdrola, y que están causando problemas como el corte temporal de la calle Madrid o el hecho de levantar las aceras de Trinidad por segunda vez apenas unos días después de concluir la obra.

Al respecto, Martínez apuntaba que “se ha obligado a la empresa a levantar y volver a poner la acera, que no había quedado bien”, añadiendo que “el retraso en esta obra está obligando a retrasar la actuación en Santa María de la Cabeza, que ya está lista para ejecutarse, pero no queremos que coincidan al mismo tiempo”.


Un contrato por 500.000 euros anuales

Martínez explicaba que las actuaciones relatadas anteriormente son obras previstas en el presupuesto 2021 que faltaban por ejecutarse. En 2022, el ayuntamiento ha presupuestado 500.000 euros para obras de mantenimiento de vías públicas con el objetivo de que sea “una partida anual que nos permita ir actuando todos los años sobre aquellas calles más deterioradas”, apuntaba el edil.

En este sentido, reconocía que “hay tramos de vía pública en muy mal estado en muchas zonas de Villena y el objetivo es poner los medios para ir mejorando de manera paulatina gracias a ese contrato, que saldrá a licitación en breve”, concluía.

(Votos: 8 Promedio: 3.5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba