El Ordenanza

Enero Rojo

El Ordenanza. Capítulo 27

Escena 1

Unos pasos cansados se escuchan en el portón de entrada al edificio. Unos murmullos de queja acompañan a la sombra que deambula, a primera hora, por el zaguán del inmueble:

–Buenos días, don Roque. Mala cara trae...

–No me diga nada, Avelino. Creo que he cogido de 3 a 7 kilos estas Navidades.

–Pues, no parece que le haya dado mucha energía tanta comilona.

–Esto me lo quito yo en dos domingos que me vaya al monte.

–Claro, claro, don Roque. Santiago, por favor, ¿puedes entregarle estos sobres a López?

–¿Tiene algo para mí, Avelino?

–Lo siento, don Roque, ya se los subí a doña Nuria.

–¿Ya está Moltó arriba? Perdone, Avelino, subo ya.

Y, mientras el portavoz de la oposición sube lo más rápido que puede la irregular escalera, nuestro ordenanza lo mira y se dice en voz baja:

–Parece que no va a esperar al domingo para empezar a correr.

Escena 2

–Feliz año, Nuria.

–No me vengas con idioteces, Roque, que no está el caldo para tonterías. ¿No te has enterado de lo de Sánchez, Iglesias y compañía?

–Sí, sí. Es difícil eludir el tema en las cadenas de televisión.

–Los muy traidores, rojos hijos de... se han aliado con los enemigos de la nación para hundir España.

–Joder, Nuria, tampoco es para ponerse tan trágica. No podemos hacer demasiado desde aquí.

–¿Crees que no puedes hacer nada, Roque? ¿Entonces para qué te metiste en política? ¿Para saciar la gula de tu panza?

–Yo...

–¡Tú tienes menos sangre que una bicicleta, Roque! ¡Ya me estás llamando a los de ITER y a los de Vecino'S y montando un acto conjunto. Si no queremos que los progres acaben con España, hemos de aunar esfuerzos.

–Nuria pero... ¿eso no sería como una coalición?

–Roque, tienes media hora para traerme algo. Y recuerda que no estás aquí para pensar. ¿Entendido?

Escena 3

–Juanjo, ¡no te lo vas a creer!

–¡No me lo digas! … a ver: los partidos del Eje han organizado una quedada para protestar contra la coalición que va a gobernar el país los próximos cuatro años. Lo mejor es que lo han llamado “Manzanilla por España”.

–¿Siempre lo tienes que saber todo?

–Una de mis funciones, alcaldesito, es estar informado para que nadie nos la cuele de nuevo, como pasó con lo de López.

–Nenico, cada día me caes peor.

–No podrías vivir sin mí.

–Lo sé.

–Por cierto, ¿lo de “manzanilla” será la infusión o el vinito rociero?

–Será la infusión, digo yo...

–Igual se flagelan con la mata.

–¡O se la fuman!

–Seguro que le echan anís.

–Como si lo viera.

–¡De traca!

Escena 4

“Himnos falangistas, banderas preconstitucionales, saludos a la romana y gritos a favor de la dictadura franquista en un acto conjunto de los partidos conservadores de la ciudad”.

El pasado jueves 9 de enero, en las inmediaciones de la Plaza del Ayuntamiento, se dieron cita numerosos vecinos de la localidad para mostrar su desacuerdo con el gobierno de coalición formado por el Partido Socialista y Unidas Podemos.

Unas doscientas personas, reunidas en torno al lema “Manzanilla por España”, protestaron contra el gobierno de coalición PSOE-UP que ha llevado al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno.

En un manifiesto, leído por Roque Acevedo, los tres partidos derechistas se alinean en una serie de propuestas, tales como la ilegalización de las coaliciones como herramienta para ascender al poder (las cuales no dudaron en tildar de antidemocráticas), la exigencia de que el Presidente del Gobierno dimita, la potenciación del idioma español como única lengua administrativa y la elaboración de un plan conjunto de los tres partidos para evitar que España caiga en un régimen comunista, como en Venezuela.

La concentración transcurría con relativa normalidad, pese a que algunos asistentes al acto enarbolaban banderas con el escudo del régimen franquista e iban ataviados con camisas azules bordadas en rojo, chaquetas blancas, brazaletes y una cabra tocada con un gorro de campaña de la legión.

Los representantes políticos del abanico derechista obsequiaban a los asistentes con una infusión de manzanilla cuando el grupúsculo mencionado comenzó a corear el citado himno franquista, haciendo el saludo fascista. Muchos de los asistentes, incluida la ex-alcaldesa Nuria Moltó, se desmarcaron de este grupo, aunque otros muchos se les unieron en el canto y el saludo.

El grupo de alzados continuó una línea de insultos, cánticos fascistas y amenazas a los viandantes, enturbiando el propósito de la quedada.

Nuria Moltó no ha querido hacer declaraciones a los medios.

La Mirada del Sureste, 10/1/2020”

Escena 5

 –Juanjo, ¿te apetece una manzanilla?

–¡Buah! Que sea doble, por favor.

–Anda que, menudas ideas que tienen algunos.

–Bueno, creo que ni Roque ni Moltó tienen la culpa de que la gente esté tan flipada.

–Ya pero, ¿no crees que la imagen que dan esas personas nos afecta a todos? Imagina el concepto que deben tener de nuestro país en el exterior: un retroceso de ochenta años, pero más rancio.

–Y más estúpido. Ninguno de los que levantan el brazo y corean el Cara al Sol habían nacido antes de 1975. ¿Lo harán por corporativismo?

–O por desengaño. De todas formas, es una losa preocupante.

–Por cierto, ¿pasaste por allí?

–Sí, pero tuve que apretar el paso y hacerme el sordo. Acojonan cuando va todo el rebaño a una.

–Y,  crees que la manzanilla...

–… whisky. Le echaron whisky.

A veces, querido lector, la provocación puede ser provechosa –no hay más que ver los pingües beneficios de la idolatrada Movida Madrileña– pero, si no se tiene la suficiente gracia o fortuna para provocar, puede quedar en una anécdota, aunque lo hayas intentado con todas tus fuerzas.

Juzguen ustedes, que son mayorcitos.



[Total:3    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba