Música

Ingresó Cadáver: “La música es nuestra enfermedad crónica y perfecta”

Entrevista a la banda de Villena tras el lanzamiento de “La Enfermedad Perfecta”, su tercer disco

Siete años después de “El Hombre Comestible” (2012), la banda villenense Ingresó Cadáver vuelve por todo lo alto lanzando en plataformas digitales  “La Enfermedad Perfecta” (2019), su tercer disco, una exquisita y laboriosa producción que nos vuelve a sumergir de lleno en el surrealista, onírico y apocalíptico mundo de José Antonio Tomás (guitarra y voz), Juanjo Reig (bajo), David Tomás (guitarra) y Rafa Ferrándiz (batería), con quienes hemos charlado un rato:

Antes que nada ¿Vamos a poder disfrutar físicamente del disco o lo apostáis todo a la red? Lo de las redes es algo que está ahí y, nos guste más o menos, hay que aprovecharlas a nivel de difusión. El formato físico no tardará en aparecer. De momento será en CD y la idea es tenerlo disponible en un breve espacio de tiempo. No queremos perder ese lado romántico de la música, de poder destapar un disco y tener las letras y la portada entre manos. En este caso, hemos contado además con un diseño y una maquetación espectacular, obra de Fran Gil y Brantz, quienes además se han encargado también de toda la parte referente a la imagen corporativa del grupo. Hay mucha gente también que nos ha preguntado por una posible edición en vinilo. Es un formato que vuelve a estar en auge y es algo que no descartamos hacer más adelante.

¿Por qué “la enfermedad perfecta”? ¿Por qué ahora? Por un lado, “La enfermedad perfecta” es el título de la segunda de las diez canciones que componen el disco. Se trata de una canción que puede parecer que hace referencia explícita a esas “industrias del dolor”, como puedan ser la farmacéutica o la de las armas, por poner algún ejemplo, que se convierten en auténticos “negocios perfectos” para quienes las controlan. Por otra parte, también quisimos utilizar ese mismo título para dar nombre al álbum, pero albergando otro significado bien distinto, mucho más subjetivo. En nuestro caso, esa enfermedad perfecta y crónica podríamos decir que es la música, pero puede haber una enfermedad perfecta, incluso necesaria para cada momento y para cada persona.

Me consta que es un disco muy trabajado, durante años, como el anterior. ¿No concebís otra forma de trabajar? El disco lo hemos grabado en Estudio Silencio, los estudios de Juanjo en Madrid, la producción, que también fue de su mano, se fue elaborando a fuego lento, sin prisa, a intervalos y sin la presión de un sello discográfico por una determinada fecha de entrega. Ciertamente no ha sido una grabación al uso.  El proceso se ha alargado en el tiempo por numerosos factores y circunstancias, que preferimos reservarnos contar para cuando se publiquen las memorias de la banda (risas), por un lado es la ventaja de trabajar en un estudio sin presión pero la desventaja es que puede alargarse mucho tiempo hasta que le pones punto y final al proceso. Después decidimos reanudar la mezcla en Sonica Estudios, con Oscar Martínez, donde grabamos en su día El hombre Comestible, y allí se ha realizado también el master del disco. También es verdad, que durante todo este tiempo, no sólo hemos trabajado en la Enfermedad perfecta, hemos ido elaborando y recopilando material para nuevas canciones que esperamos incluir en próximos trabajos. También ha habido otros proyectos musicales paralelos, en los que músicos de la banda han participado. No son años a los que se les pueda considerar sabáticos y los podemos considerar también de aprendizaje y de experiencia.

Además de la producción, que es impecable, ¿cuánta evolución musical hay y hacia dónde va con respecto a El Hombre Comestible? “El hombre comestible” significó mucho para Ingresó Cadáver. Fue como alcanzar la madurez musical y compositiva que siempre habíamos buscado. Era el disco que aglutinaba y resumía toda la esencia y el sonido que hasta ese momento habíamos querido transmitir. Es un disco al que seguimos conservando mucho cariño y que contiene canciones que nos siguen acompañando en todos los directos. Evidentemente, en estos siete años que separan El Hombre Comestible de La Enfermedad Perfecta ha habido una evolución en la que todos hemos ido aprendiendo y tratando de mejorar ciertos aspectos, sobre todo a nivel técnico. Como dices, el resultado es impecable en este apartado. Creemos que el disco está lleno de matices y que merece una escucha minuciosa para poder hacer un buen análisis.

Lo que sí se mantiene en la línea habitual son las letras. ¿Os acercan al público o, por el contrario, os convierten en un grupo difícil de entender? Se entiendan más o se entiendan menos, pensamos que las letras son muy identificativas y se suele hacer casi siempre referencia a ellas cuando se habla de Ingresó Cadáver. Es una parte que cuidamos al máximo. Son un instrumento más y nos parece fundamental que tengan contenido y que puedan llegar a tocar la fibra de quien las escucha o de quien se las aprende y las canta. Para decir tonterías ya se han inventado nuevas “músicas” y nuevos estilos más actuales. En nuestro caso, pensamos también que el hecho de cantar en castellano ayuda a transmitir esa emoción, consiguiendo que no se pierda nada de su significado. Además es un momento bueno para las bandas que utilizan el castellano, que cada vez están siendo más demandadas por parte del público y de las discográficas, no solo en España.

La Enfermedad Perfecta viene con el mayor respaldo que hayáis tenido hasta ahora, con el single Reventar de Amor sonando en Radio3 y llegando a más público que nunca. ¿Qué expectativas tenéis con este trabajo? De momento todavía no hemos contado con apoyo discográfico, pero sí es verdad que es la primera vez que contamos con Band & Tour, nuestra agencia de Booking y Management, y también el hecho de disponer de una agencia de comunicación de la talla de Red Shoes, son factores que lógicamente influyen a día de hoy para dar visibilidad y alcance en la difusión en la salida de un disco, además de las redes sociales, claro. La verdad es que teníamos muchas ganas de que apareciera, porque la gente que había tenido la oportunidad de escuchar algo del trabajo durante su elaboración nos había generado muchas expectativas con sus reacciones. Es cierto que la sensación que tenemos es que podemos llegar a un mayor número de público que con los discos anteriores.

Tampoco podemos dejar de resaltar la figura de nuestro paisano y amigo Josele Calabuig, que fue quien realmente prendió la mecha con la presentación de nuestro primer single, “Reventar de Amor”, en el programa Satelite3 de Radio3, del cual es colaborador. A partir de ahí fue alucinante que locutores como Diego RJ (El Sótano), Ángel Carmona (Hoy empieza todo)  o Ciudadano García hayan incluido nuestra música en sus espacios radiofónicos. También Fele Martínez, el conocido actor alicantino, ha hecho su particular presentación de “reventar de amor” en Onda Madrid…

¿Es la hora del salto, o Ingresó va a seguir siendo un hobby y un desahogo? En un futuro próximo lo sabremos. Es cierto que en ocasiones nos hemos enfrentado con esa posibilidad, pero las circunstancias no dieron lugar a que ese salto se produjera. Hemos disfrutado hasta ahora muchísimo de Ingresó Cadáver, ante todo como grupo de amigos que se reúnen para hacer algo que les apasiona, que les sirve de desahogo y que les divierte. También es verdad que nos encontramos en un buen momento anímico y con muchas ganas de dar a conocer nuestro trabajo al mayor número de público posible.

Para terminar, una pregunta muy obvia: ¿cuándo vamos a poder disfrutar “La Enfermedad Perfecta” en directo, y no me refiero solo a Villena? De momento haremos el primer concierto presentación en Villena el 15 de noviembre,  en el auditorio de la Casa de la Cultura, que nos parece el sitio perfecto sobre todo por la acústica que ofrece el espacio. También contaremos con Braimstorm Multimedia para la parte visual, será un concierto muy especial… Villena es donde hemos nacido y crecido, y sentimos que hay un gran número de gente que nos aprecia a nivel personal y musical, y nos apetecía que fuera aquí esa presentación, sabiendo que contaríamos además con todo el apoyo de su director José Ayelo.

De todos modos, venimos de presentar ya alguna de estas canciones en ciudades como Madrid, Valencia o Castellón. Tenemos planteado empezar a hacer una gira por salas que empezará a principios de 2020, cuando el disco tenga un poco más de recorrido, un objetivo importante sería hacer todos los festivales posibles de cara al año que viene, con el fin de que “La Enfermedad Perfecta” se contagie y se transmita, como si estallaran a la vez los laboratorios Vector de Siberia y todos los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos…

(Votos: 10 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba