Medio Ambiente

Iniesta comparece en las Cortes Valencianas sobre el impacto de la borrasca ‘Gloria’ en Villena

El edil de Medio Ambiente explica las lecciones aprendidas del temporal y las cuestiones pendientes de las diferentes administraciones

El concejal de Medio Ambiente de Villena, Francisco Iniesta, ha comparecido hoy en la Comisión de Estudio de Riesgos de Grandes Temporales en las Cortes Valencianas para explicar el impacto que tuvo en el término municipal la Borrasca ‘Gloria’ en enero de 2020.

El edil y primer teniente alcalde de Villena desgranó antes los miembros de la Comisión tanto las lecciones y mejoras incorporadas tras este episodio como las cuestiones que están pendientes de resolver entre diferentes administraciones.

Gloria supuso un fuerte impacto en Villena por las nieves, que alcanzó un espesor máximo de 20 centímetros, fuertes rachas de viento y precipitaciones acumuladas de 150 litros por metro cuadrado. A lo lardo de los tres días de duración se registraron precipitaciones de 80 litros por metros cuadrado y vientos, como los registrados en la pedanía de Las Virtudes, de 96,6 kilómetros por hora.

Esta situación generó daños en parques, caída de arbolado, destrozos en carreteras y caminos rurales e intensas inundaciones en diferentes puntos del término municipal.

Lección aprendida

Para el concejal de Medio Ambiente, tras estos episodios el Ayuntamiento ha mejorado su preparación ante eventuales episodios similares, como la creación de una Mesa Municipal Interdepartamental que coordina diferentes acciones y soluciones en niveles naranja y rodo por riesgo meteorológico.

Al mismo tiempo se ha realizado un ‘mapa de riesgos’ que incluye la identificación de diseminados y centros urbanos con peligro de quedar aislados, empresas locales con vehículos y maquinaria para ser solicitada en caso de necesidad, así como empresas de suministro de luz, agua y telecomunicaciones para actuaciones de urgencia.

Cuestiones pendientes

A su juicio, y como experiencia en las lluvias de enero de 2020, la Administración debe crear protocolos concretos que evite el colapso de las grandes vías por carretera como son la A-31, A-33, A-7 y A-35, que sufrieron importantes problemas de tráfico con riesgo para la seguridad de las personas que circulaban en el peor momento de lluvia y viento.



En este sentido, el dirigente político de Villena considera que es importante hacer estudios de los impactos de las grandes infraestructuras sobre las corrientes de agua tras las lluvias, sus riesgos de inundación y el impacto en determinadas áreas del término municipal de Villena.

Además, el propio Ayuntamiento tiene pendiente culminar el Plan de Actuación Municipal frente a Inundaciones, vinculado al Plan de Emergencias, y el estudio de las alternativas a las actuales infraestructuras hidráulicas.

(Votos: 8 Promedio: 3.6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba