El Ordenanza

Organización (anti-criminal), señores!

El Ordenanza. Capítulo 144

Escena 1

Es primavera y, a semejanza de la Naturaleza, estamos experimentando un resurgir de eventos que, debido a la pandemia que nos ha acechado, se han pospuesto. Es el momento de reponer los interminables meses de incertidumbre, de asocialización y, si me lo permite usted, de pampaneo.

Vivimos, pues, una Primavera Neoliberal en la que hemos redescubierto nuestras sonrisas, aunque que también, desgraciadamente, quedan al descubierto nuestras deficiencias como especie: los montes vuelven a rebosar basura y las redes sociales se abarrotan de frases vocacionales y selfies en los ascensores. Un rollazo.

El caso es que hay que actualizarse y, para ello, las asociaciones buscan adaptar sus actividades a los tiempos que corren. Es el momento de ser visible y, es imprescindible que estemos bien organizados.

Así pues, nos encontramos en un punto secreto (para aquellos que no recibieron la ubicación en un mensaje de Whatsapp) de nuestra geografía local, donde se ha reunido lo más granado de la lucha contra el crimen del sureste peninsular: la Liga Anti-criminal “El Caloret”.

Está de más que le advierta que, de lo que va a ser partícipe en las próximas líneas, no ha de decir ni “mu”, que esto de las organizaciones en muy serio y muy “top secret”, ¿vale? Así que «ver, flipar y callar».

  • ¡Es vital para nuestra actividad que el organigrama de la Asociación esté claro!
  • Eso está claro, PuntoOrg, pero debemos mostrarnos como algo dinámico, en conexión directa con las fuerzas de la Madre Natura.
  • ¿Y qué propones, Compi Yogui?
  • Podríamos organizar una salida al campo y realizar abrazadas a los árboles y…
  • ¡Y a las ortigas!
  • ¡No seas borde, Sarcasto!
  • ¡No lo soy, de verdad! ¡Me parece una idea brillantísima brillantísima! ¡También podemos montar una quema de mallas de lycra e ir en culos por ahí!
  • … lo estás siendo, ¡pillín!
  • … ya, tío… no puedo evitarlo. Sé que quemar cosas está mal.
  • Namasté, hermano.
  • ¡Madre mía! ¿Namasté? ¿Quién le mandó la ubicación a este tío? ¿Qué va a ser lo próximo? ¿Earthting?
  • ¡Ya basta, amigos! Nos hemos reunido para debatir por nuestro futuro, no para crear una campaña de publicidad para un champú.
  • ¿Quién es este? No lo había visto nunca.
  • Es SéneK, el más anciano y sabio entre nosotros, Cegarrouter.
  • Nuestros enemigos directos ya no son forajidos de medio pelo o supervillanos que quieren implantar su imperio sobre el resto de planetas de nuestra galaxia, no. Ahora, el mal, está en el interné. Es más, yo creo que deberíamos apuntarnos a un curso de interné.
  • ¿Seguro que es el más sabio?
  • No lo sé… pero el más viejo, sí.
  • ¡Os he oído, zánganos! Os recordaré que, en 1776, justo antes de que George Washington y Manuel Fraga firmasen la Declaración de Derechos Humanos en Palomares, vuestros bisabuelos y yo luchamos contra una invasión extraterrestre que dejó el planeta lleno de mosqueteros y hippies y…
  • ¡Vaya! ¡Se ha dormido!
  • En realidad no. Ha sido Dardo Tranquilizante. Fíjate en su nuca.
  • ¡Bendito Dardo!
  • Gut, kameraden. Krreo que debemos movilitzar a nuestrrrrrosss tsiutatans parrrrra que Mallorrrrka no se konvierrrrrrrta en Tsodom und Gommorren.
  • ¡Tranqui, BrigadaLincoln, que no es un infiltrado de las SS! Es Herr Zei, el superhéroe de Baleares.
  • ¡Joer, qué susto! ¡Ya estaba preparando el ataque “A las barricadas”!
  • ¡Naaaaa, hombre! ¡Aquí semos tós güenos!
  • ¡Oh! ¡Boinaenroscá! ¡Cuánto tiempo sin verte!
  • ¡Es que la Lorenza me tié mu atareao! Nos hemos comprao un par de bancalicos… pa luchar contra el olvío de la España vaciada y estamos arreglando la hacienda… ¡que es mucha faeeeeeena, ya lo sabes!
  • En verdad, lo que hay que hacer es dar paso a las nuevas generaciones.
  • ¡Mira Super-Masca-Chapez, con qué oratoria trepa, el jodío!
  • Como está opositando a la Guardia Civil…
  • Y, en vez de volar, va en un patinete eléctrico… ahí… ¡marcando teticas!
  • ¡Son pectorales!
  • Sí, sí, pectorales…
  • ¡Cómprate una bicicleta de esas de las ruedas gordas, haragán! ¡Mucho gimnasio y mucho tatuaje pero, a la hora de la verdad, son cruasanes light!
  • ¿A que te meto una hostia?
  • ¡Venga, ciclao!
  • ¡Baaaasta, chicos! Cañica Man, haz el favor de no meterte con nadie, que siempre la estás liando.
  • Deberíamos pedir ayuda a un profesional…
  • ¡Qué va, tío! ¡Menudo desgaste!
  • ¡Oye! ¡Que nosotros somos muy profesionales!
  • Sí, sí… profesionalísimos. No hay más que vernos.
  • … ya…
  • Lo que digo que podríamos pedir ayuda a Ficher Z, el superhéroe más organizado de la galaxia.
  • … dicen que su guarida está repleta de chinchetas unidas por hilos…
  • Y hay post it pegados por todo el cristal del microondas…
  • ¡Guaaaaaau!
  • ¿Se lo comentamos?
  • ¡Yo paso, tíos!
  • Y yo. ¡Menuda pereza!
  • ¡No necesitamos que nos organice nadie!
  • El desorden es signo de inteligencia: dicen que Einstein tenía la habitación hecha una leonera cuando era zagal.
  • Bueno, Tragadera Rojigualda, no hay que creer todo lo que le dicen a uno.
  • Eso es relativo. ¡JA! ¿Lo habéis pillao? ¡Einstein! ¡Relativo!
  • ¡FLOOOOOOOOSSSSSS! (rayo mortífero y desintegrador).
  • ¿Algún chiste más?
  • No, no, Malahostiez. Ha quedado claro.
  • ¡Perdonad, chicos! Que, con este tiempo tan cambiante, tenía todas las mallas húmedas y…
  • ¿Y quién es este mequetrefe?
  • Es Mosto Boy, tío. Es el Superhéroe resident.
  • ¡Fanegas como empañan nuestra reputación!
  • ¡Qué va, Malahostiez! ¡Es muy bueno en lo suyo! No deberías…
  • ¡Eh, tú! ¡Superdrópul!
  • ¿Me dices a mí?
  • Sí, a ti.
  • No soy Superdrópul, señor: soy Mosto Boy, aunque he de reconocer que Superdrópul es un nombre muy bonito. Creo que no debería usted desperdiciar sus ocurrencias para usarlas en tono peyorativo.
  • ¿Peyorativo? ¡Te voy a dar yo… !
  • ¡Hombre, no! ¡Que somos los buenos! ¡Somos compañeros! Nuestra virtud reside en canalizar nuestra desmesurada violencia al servicio del bienestar de la comunidad, no entre nosotros.
  • ¡Venga! ¡Ven aquí! ¡Dame un abrazo, tontorrón!
  • … yo…
  • ¡Qué tío el Mosto Boy!
  • ¡Es IN- FA- LI- BLE!

Escena 2

  • Buenos días, Avelino.
  • Muy buenos días, señor Acevedo. Se le ve contento esta mañana…
  • ¿Ha leído usted el diario de hoy?
  • Todavía no, don Roque.

Escena 3

Mosto Boy, elegido presidente de la Liga Anti-Criminal “El Caloret”

El afamado superhéroe local Mosto Boy, cuya identidad secreta no ha querido desvelar, ha sido elegido Presidente de la Liga Anti-criminal “El Caloret”, la cual opera en el sudeste de nuestra península, en el XIII congreso de la asociación, celebrado en un punto secreto de nuestro término municipal. El flamante nuevo presidente ha comparecido ante los medios de comunicación. «Al principio, hubo ciertas reticencias con que yo accediese al cargo, pero supimos llegar a acuerdos y blah, blah, blah, blah…», ha dicho.

(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba