Salud

¿Por qué la Conselleria de Sanidad quiere prohibir fumar en espacios públicos?

La Consellería de Sanidad estudia prohibir fumar en espacios públicos, siempre y cuando no se garantice la distancia mínima de 2 m entre cada persona. Esta medida se ha implantado en Galicia, y también se está considerando aplicarla en otras Comunidades Autónomas como Madrid, Cantabria, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha y Navarra.

¿Cuáles son las razones que motivan esta decisión? Según el boletín, existen riesgos asociados a fumar y a vapear que podrían propiciar el contagio del COVID-19. Esto se debe a que los fumadores manipulan constantemente la mascarilla manteniendo un contacto repetitivo y constante de los dedos con la boca.

Existen otros motivos. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el riesgo de contagio es mayor para los fumadores y su entorno. Al fumar y exhalar el humo de tabaco convencional o de dispositivos electrónicos, se expulsan gotitas de Flügge, partículas diminutas que pueden transportar gérmenes infecciosos de un individuo a otro. ‘’Estas gotitas respiratorias pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas’’, afirma Carlos A. Jiménez-Ruiz, presidente de SEPAR.

La entidad científica también insiste en que fumar o vapear incrementa el riesgo de padecer COVID-19 con un peor pronóstico. El humo del tabaco contiene sustancias tóxicas que disminuyen las defensas de los pulmones. Esto facilita que cualquier virus y bacteria pueda infectar los pulmones de un fumador, con mayor probabilidad y frecuencia que los de un no fumador.

Recomendaciones para evitar la propagación del virus en interiores y exteriores

La Sociedad Española de Epidemiología ha solicitado que todas las terrazas de bares y restaurantes, playas, espectáculos al aire libre e, incluso, coches particulares sean espacios libres de humo. Por su parte, el Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) propone la ampliación de los espacios sin humo como medida de protección.

Pero, ¿qué tan cierto es que el virus pueda viajar a través del aire? La Asociación Americana del Pulmón asegura que pequeñas gotas de mucosidad pueden circular por el aire y aumentar la propagación del virus. Se ha demostrado que estas partículas prosperan en el aire, sobre todo en espacios mal ventilados.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere el uso de ventiladores de mesa y pedestal como las opciones más seguras y sencillas como medida preventiva contra el COVID-19. Los ventiladores eliminan bolsas de aire estancado y mejoran la circulación del aire exterior, a diferencia de los sistemas de aire acondicionado que funcionan porcentualmente con aire reciclado. Sin embargo, advierten que estos aparatos se deben utilizar solo con los miembros que residan en el hogar.

Como se puede comprobar, diferentes entidades oficiales han resaltado la importancia de mantener exteriores e interiores libres de aire estancado y partículas tóxicas como es el caso del humo del tabaco. Incluso, el sector industrial se ha visto en la obligación de modificar sus sistemas de ventilación. Desde la Universidad Nacional de Autónoma de México, han manifestado que la concentración de aerosoles en espacios cerrados podría aumentar los contagios.




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba