El Ordenanza

Transmutación

El Ordenanza. Capítulo 98

Según la astrología, los planetas rigen nuestro signo desde el día y la hora en que nacemos. Así pues, la Luna y el Sol, según el grado en el que estén, marcan nuestro comportamiento pasado, presente y futuro. La hora en que venimos al mundo, especifica el ascendente al que pertenecemos.

Estos factores, junto a los llamados “nodos kármicos” son los que van a regir los planetas que nos van a influir de una manera o de otra. Por si eso fuera poco, se dan conjunciones, cuadraturas, alineaciones, trinos, delineaciones, tránsitos y oposiciones planetarias, que pueden estar estacionarios o retrógrados.

Además, los grados en que se encuentren, delimitan situaciones por las que pasamos, por no hablar de eclipses parciales y totales, eclipses anulares de Sol y demás fenómenos que afectan a nuestro deambular por la vida. En ocasiones, estas cosicas, se suman a ecuaciones cabalísticas y/o alquímicas que producen cambios místicos en nuestro proceder.

¿Qué ocurre cuando se fusionan varios de estos temas?

Casa de los Alcañiz. 7:00 a.m.

¡Madre mía, qué ardores tengo esta mañana! ¡Con el día que voy a llevar hoy! No he descansado casi nada… me encuentro pesado… ¡vaya dolor de riñones!… ¡qué ganas de cambiarle el agua al canario! A ver si no se despierta Clara… parece que me he movido demasiado esta noche (o bien ella se ha despertado y se ha acostado en mi lado de la cama)… pobrecilla, está tan gordita ya como una aceituna rellena de anchoa. Tengo los pies hinchados. En fin, espero llegar al aseo sin tropezar con nada… cuidado al girar el picaporte, no sea que haga ruido… cierro con cuidado y… ya puedo dar al interruptor.

  • ¡AAAAAAAAAAAHHHHHHHH! ¡CLARAAAA!
  • ¿Qué sucede cariño? (Qué extrañamente ligera me siento esta mañana… siento como un vacío en el vientre…).
  • ¡CLARAAAAAA! ¡YO… SOY TÚ!

Casa del alcalde, 7:00 a.m.

¿Qué hago tumbado en el suelo? No recuerdo haberme caído de la cama… ¡cómo me pica la oreja! ¡Ostras, qué flexibilidad tengo para rascarme con el pie! Las clases de yoga están dando su fruto. Voy a ver si me hago unas tostadas, como el vecino del segundo C… tostadas de pan de centeno con mermelada de higo… y a ver si el hijo de Jacinto, el del séptimo, se levanta ya, que le ha sonado el despertador tres veces. Creo que Veda está durmiendo en la cama… Veda, baja de ahí. ¡Oh! ¿Qué le pasa a mi voz? ¡Ladro! ¡No puede ser! ¡LADRO!

Casa de Roque Acevedo. 7:35 a.m.

  • ¡Ostras, qué sueño más extraño he tenido! ¡Oh !¡No puedo moverme! ¡No puede ser! ¡Otra vez no! ¡…! ¿En serio, David? ¿Otra vez me has convertido en una maldita morcilla de cebolla?

Casa Consistorial. 8:00 a.m.

  • Buenos días, señor alcalde.
  • Veo que se ha traído a Veda hoy al Ayuntamiento…
  • ¡Wof, wof!
  • ¿Se encuentra usted bien, señor alcalde?
  • ¡Wof, wof!
  • Buenos días, Avelino.
  • Buenos días, señor Alcañiz.
  • ¿Sabe qué tenía agendado para hoy mi mari… digo… ¿sabe qué tenía YO agendado para hoy?
  • A las 10:00 tiene usted una reunión con los representantes de las empresas interesadas en el Nodo Logístico.
  • ¡Vaya por Dios! ¿Podemos aplazarla? Verá, Clara se ha levantado muy… muy cambiada hoy y creo que lo mejor será que… Alcalde, ¿me estás oliendo el trasero?
  • ¡Wof, wof, wof!
  • ¡Qué raros han venido todos hoy!

Casa de Roque Acevedo. 9:35 a.m.

Pues… creo que cuando pase todo esto, llamaré a los pintores para que le den una mano de pintura al techo…

Casa Consistorial. 9:45 a.m.

  • Te veo radiante hoy, Gabriela.
  • Gracias, Juanjo.
  • Debe ser porque Júpiter entró en tu signo el trece de mayo y, claro, con el eclipse parcial de Sol en Géminis…
  • Sí. Además, los nodos están en Cáncer y… ¡oye! ¿Desde cuándo te interesan a ti estás cosas?
  • Juanjito, ¿preparado para nadar entre tiburones?
  • ¿Qué?
  • ¡Que si estás preparado para la reunión con los del puerto seco, tío!
  • ¡Oh! ¡Creo que sí! ¿Llevo bien puesta la corbata? ¿El pelo?
  • ¡Venga, tío! ¿Me vas a venir ahora con remilgos estéticos?
  • ¡Mira que eres basto, Andrés! Para una dama, la presencia es muy importante.
  • ¿Dama? ¿Basto? ¿Dónde está Juan José y qué has hecho con él?
  • … No, no, no, no… yo soy Juan José… tío… ¡tengo unas ganas de que empiece la Eurocopa…!
  • ¡Estás muy rarito, Juanjo… muy rarito!

Alcaldía. 10:57 a.m.

  • ¿Da su permiso, señor alcalde?
  • ¡Wof!
  • ¿Se encuentra usted bien? Está encima de la mesa oliendo todo, cada vez que entra alguien, le lame el cuello y la cara y… si me lo permite… lleva usted una gran mancha de humedad en el pantalón…
  • ¡WOF, WOF!

Casa de Roque Acevedo. 11:36 a.m.

  • Trescientos cincuenta y ocho mil seiscientos sesenta y dos elefantes se balanceaban eeeeen la tela de una araaaaaaaaña…

Conserjería. 1:22 p.m.

  • ¿Sale usted, señor Alcañiz?
  • Sí. acabo de hablar con Juanj… digo con Clara y creo que se ha puesto de parto…
  • ¡Oh! ¡Qué emoción! Verá que todo va a ir sobre ruedas…
  • Espero que sí, Avelino: viene con cinco semanas de adelanto. Ojalá todo vuelva a la normalidad antes de que dé a luz.
  • No pierda los nervios, señor Alcañiz…
  • Gracias, Avelino. Ya le iremos informando.
  • Avelino, ¿han llamado los del Rabolagarterana?
  • No, señorita Gabriela, aunque yo le andaba buscando. ¿Se ha dado cuenta de lo raro que se comporta hoy todo el mundo?
  • Es normal, Avelino: habiendo una triple conjunción y una alineación planetaria que sólo se produce cada ocho años, lo cual afecta a los nodos kármicos…
  • ¿Qué?
  • Los astros que, queramos o no queramos, influyen en el comportamiento del más pintao.

Casa de Roque Acevedo. 10:14 p.m.

  • ¿Hola? ¿Hay alguien ahí? ¿Yo qué te he hecho, criatura? ¿No ves que, con el calor que empieza a hacer, mañana la casa va a oler a empresa cárnica? ¡David, yo me cago en toa la leche que has mamao!

[Total:6    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba