Ciudad

Villena dobla el presupuesto para hacer frente a la emergencia social

El ayuntamiento aumenta todas las partidas: ayudas de emergencia, comedor escolar, contratación de personal, adquisición de material sanitario, vivienda de emergencia…


La crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus está teniendo graves consecuencias también a nivel económico, con una importante afección sobre las empresas y el empleo, lo que está teniendo ya un duro impacto, especialmente sobre las familias y personas más desfavorecidas.

Con el objetivo de “responder a la emergencia sanitaria y social sin que nadie quede desplazado”, el ayuntamiento está redoblando sus esfuerzos para mitigar esta amenaza sobre los grupos más afectados por la desigualdad social, apuntaba la edil de Bienestar Social, Alba Laserna, que explicaba que “se ha detectado un importante aumento de las familias que solicitan ayuda al ayuntamiento, en algunos casos recurriendo a estos servicios por primera vez”.

Para hacer frente a esta situación, el ayuntamiento está trabajando en un doble sentido: por un lado, “atendiendo las necesidades de urgencia, para lo que hemos priorizado la tramitación de los expedientes de Dependencia y la Renta Valenciana de Inclusión, derivado a las residencias habilitadas por la Generalitat los casos urgentes (2 en el caso de Villena), manteniendo la ayuda a domicilio en aquellas casos en que es necesaria y coordinándonos con Cruz Roja y Cáritas para evitar duplicidades y gestionar adecuadamente los recursos”, explicaba Laserna.

Hasta el momento, y durante estos dos meses de pandemia, han sido 190 las familias atendidas con las ayudas de emergencia, en algunos casos con ayudas puntuales para el pago de suministros y alquileres, y en otros de forma permanente con vales de alimentos, adquiridos desde el primer momento a través del comercio local. A día de hoy, son 65.415 los euros destinados por el ayuntamiento a estas ayudas.

Incremento global de las ayudas

Además de atender los casos urgentes, el ayuntamiento también trabaja con la mirada puesta en el medio plazo. Para ello, el presupuesto 2020, pendiente de ser aprobado, va a doblar la partida prevista para las ayudas de emergencia social, de los 135.000 euros contemplados habitualmente hasta ahora a los 250.000 previstos para este año.

Asimismo, se ha creado una nueva partida para becas de comedor. Los niños y niñas que tenían concedida hasta ahora la ayuda del 100% por parte de la Generalitat siguen disfrutando de ella, pero para aquellos que no tenían concedido el 100%, y tras el diagnóstico de los trabajadores sociales, el ayuntamiento complementará la ayuda, destinando a ello 14.000 euros, que se suman a otros 11.132 aportados por la Conselleria. Esta beca de comedor “no está limitada al curso escolar, sino que se mantendrá todo el año, y si es necesario, se ampliará con modificaciones de crédito más adelante”, apuntaba la concejal.

Además, el nuevo presupuesto contempla una partida de 9.471 euros para la adquisición de material sanitario y de protección para el personal de Servicios Sociales y Ayuda a Domicilio, 48.000 euros para la contratación de dos trabajadores sociales más para reforzar la plantilla del departamento y hacer frente a la emergencia social, 6.000 para alojamiento de emergencia, que ya ha sido necesario prestar a alguna familia y alguna víctima de violencia de género, y 7.300 euros para los gastos de aquellas familias que no puedan sufragar el enterramiento de algún ser querido.


Línea de Diputación

Al margen de estas cantidades, Diputación ha habilitado una línea de subvenciones que en el caso de Villena alcanzan un máximo de 144.278 euros. Con ellos, de momento, se va a financiar la adquisición de material de protección para las asociaciones sociosanitarias.

Además, se está a la espera de las directrices de Diputación sobre los gastos que se pueden hacer con estas ayudas a fin de habilitar otros servicios y programas, como ampliar la partida para ayudas de emergencia, crear espacios de atención específicos para colectivos como las personas mayores (soporte emocional, talleres de memoria, prevención del alzheimer…) y niños (apoyo escolar y lúdico) o reforzar el dispositivo para facilitar la conciliación de las familias monoparentales cuyos progenitores tengan que incorporarse al trabajo y no tengan con quien dejar a los niños.




[Total:0    Promedio:0/5]
Etiquetas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba