PP

El PP de Villena apoya la concentración contra la imposición lingüística de Conselleria

Los populares denuncian que “se ha vendido la educación de nuestros hijos al nacionalismo”

Desde la secretaria de educación de la Vicesecretaria de Política Social del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, se convoca a militantes y afiliados del Partido Popular a la concentración convocada por la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) y la Confederación Valenciana de APAS/AMPAS (COVAPA) que tendrá lugar este sábado 26 de junio a las 18:00h, en la Plaza de la Montañeta de Alicante, en la que se reivindicará una “educación sin imposición” en respuesta a la política lingüística de la Conselleria de Educación.

Esta concentración también será secundada por el Partido Popular de Villena, que ya apoyó otras de similares reivindicaciones cuya postura resumía, Miguel Ángel Salguero portavoz del Partido Popular de Villena, explicando que “se trata de garantizar la libertad de los padres para elegir la educación que quieren para sus hijos”, lo que incluye “poder elegir libremente en qué colegio quieren estudiar y cuál quieren que sea la lengua vehicular para sus estudios”.

“No estamos en contra de nada”, concluía Salguero, “solo a favor de la libertad y la convivencia frente a las imposiciones, y apostando por una pluralidad lingüística que permita que las dos lenguas oficiales de la Comunidad convivan entre sí con toda normalidad y sin imposiciones”.

Beatriz Gascó, portavoz de educación en las Cortes Valencianas ha recordado que “el alto tribunal dijo que los proyectos lingüísticos (PLC) no se ajustaban a derecho porque no representaban la voluntad de los padres y, que ni la administración, ni los consejos escolares podían sustituir a las familias. Por desgracia ya estamos acostumbrados a que Marzá diga que todo está bien, pese a que la Conselleria de Educación tiene más de cincuenta sentencias en contra. Se ha vendido la educación de nuestros hijos al nacionalismo”.

Para la portavoz popular, “no ha habido diálogo ni consenso. En un momento de pandemia en el que no se ha podido garantizar que los proyectos lingüísticos hayan sido el resultado de un proceso participativo. Nos parece rastrero utilizar un momento tan complicado para aplicar una norma que genera muchísimo rechazo”.

Por último, Beatriz Gascó ha indicado que “para el PP la libertad lingüística es clave. Hay que defender el valenciano, pero no imponerlo, hay que respetar la legalidad, nuestra diversidad y las zonas castellano hablantes. Hasta ahora habían coexistido las dos lenguas sin problemas, pero Marzà se dedica a reavivar una guerra con su sectarismo. Por eso, la primera norma que derogaremos será la ley de la imposición lingüística porque, lejos de ayudar a los alumnos, lo que consigue es penalizarlos. Desterrar el castellano de las aulas no tiene nada de pedagógico”.

[Total:5    Promedio:5/5]
Etiquetas

Un comentario

  1. La imposición del valenciano la aprobó por mayoría absoluta el gobierno de Zaplana, el que siembra vientos
    cosecha tempestades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba