Educación

Exigen paralizar la aprobación de los Proyectos Lingüísticos de Secundaria

La Plataforma Profesores por la Libertad Lingüística considera que la situación sanitaria impide llevar al cabo el proceso participativo de la totalidad de la comunidad educativa exigido por la ley

La Plataforma de Profesores por la Libertad Lingüística exige la paralización del proceso de aprobación de los Proyectos Lingüísticos en los centros de secundaria.

Ante la crítica situación que se está viviendo en los centros y en la sociedad y atendiendo a las propias medidas de contención promovidas por Conselleria, la Plataforma de Docentes por la Libertad Lingüística solicita a las autoridades educativas la paralización temporal del proceso de aprobación de los Proyectos Lingüísticos en los centros de secundaria que, recordamos, tiene como fecha de conclusión el día 28 de febrero.

Más allá de las consideraciones sobre la Ley 4/18, llamada de plurilingüismo y sobre la que ya nos hemos manifestado anteriormente, en dicha ley se establece en su artículo 16 que los referidos proyectos han de ser realizados a través de “un proceso participativo” de la totalidad de la comunidad educativa.

Este procedimiento, inicialmente fijado para el curso 19-20, fue pospuesto por Decreto Ley 2/20 de 3 de abril debido, según establecía el propio texto legal, a que las medidas de contención vigentes en aquel momento “imposibilitaban la elaboración, modificación y aprobación de los proyectos lingüísticos”, a lo que se sumaba  que “las tareas extraordinarias que estaban asumiendo los “equipos directivos y el conjunto de la comunidad educativa” debido a la pandemia “hacían aconsejable la prórroga”.

A día de hoy la situación, lejos de haber mejorado, ha empeorado sensiblemente, y mientras que el día que se aprobó la paralización del procedimiento en la Comunidad Valenciana se registraba una media de 6.900 contagios activos diarios, actualmente la media supera los 40.000 diarios, con el agravante de que los datos entre el profesorado son aún peores que en el conjunto de la sociedad. En estas condiciones extremas, la misma Generalitat ha prohibido las reuniones de no convivientes y los mismos asesores lingüísticos designados por la Conselleria se niegan a asistir a los centros en base a la situación de la pandemia.

¿Cómo se pretende que las familias, en estas condiciones, puedan participar en la elaboración y aprobación de los Proyectos Lingüísticos que, sí o sí, han de estar finalizados el 28 de febrero? ¿Acaso se pretende que esta decisión absolutamente determinante del futuro académico y profesional de nuestros hijos sea tomada a escondidas de las familias vulnerando de esta manera el procedimiento establecido en la propia ley?


Numerosas discrepancias

Existen discrepancias sociales, formativas, culturales y lingüísticas entre los distintos sectores de cualquier comunidad escolar que, si se renuncia a una posible participación presencial, se generan las mismas desigualdades que emergen en los procesos educativos telemáticos. La brecha no es tecnológica, sino que existen otras muchas brechas que emergen si la participación queda condicionada a lo meramente telemático. ¿Seguro que los padres de países extranjeros con poco dominio del idioma, padres y madres sin recursos telemáticos, los padres y madres que ahora mismo sólo están preocupados en llenar sus frigoríficos van a participar activamente en la elaboración de los Proyectos Lingüísticos si no pueden acudir presencialmente a los centros educativos?

En el mejor de los casos, sólo las familias con una sólida situación económica y con acceso a los medios telemáticos podrán participar medianamente en el “proceso participativo” de la elaboración del Proyecto Lingüístico. El sistema educativo público dejaría en la cuneta a los miembros más desfavorecidos que no serán oídos y asumirán el modelo educativo que elegirán los más acomodados en función de sus propios intereses.

Y ¿qué decir de los equipos educativos? Hay centros en los que más de la mitad del claustro han contraído la enfermedad, equipos directivos al completo han sido confinados. A día de hoy, los docentes dedican el 200% de sus esfuerzos en combatir una pandemia que, según las propias autoridades, hoy se encuentra descontrolada. ¿Disponen hoy los docentes del tiempo y la atención suficiente para estudiar una decisión que marcará gravemente el futuro de los alumnos de la Comunidad? Tan sólo plantear esta posibilidad supone poco menos que una burla para los profesionales que, a día de hoy se encuentran embarcados en una titánica lucha para preservar la salud de nuestros alumnos y de sus familias.

Por todo lo dicho, reiteramos, que, al margen de otras consideraciones, es absolutamente necesaria la suspensión temporal de la elaboración y aprobación de los Proyectos Lingüísticos hasta el momento en que la situación sanitaria permita abordar con la necesaria atención tan importantes decisiones. Esperamos de un gobierno que se considera a sí mismo con un alto compromiso social, no abandone a las familias económicamente más débiles y las margine de un debate sobre el futuro de sus hijos que la propia Conselleria considera de interés prioritario.

Por: Plataforma de Profesores por la Libertad Lingüística

[Total:2    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba