Saber es acordarse

El reflejo de las encuestas

Ya hemos pasado la resaca de la noche mediática que todos estábamos esperando, y para cada uno el ganador del debate ha sido su candidato en mayor o en menor medida. Otros datos son los reflejados en los diferentes medios de comunicación cuya valoración es muy subjetiva.
Los datos que reflejan las encuestas posteriores a este debate están bipolarizados a derecha o izquierda, no se entendería que el Sr. Carod Rovira o el Sr. Llamazares votaran a favor de que el Sr. Rajoy ha ganado el debate, de ahí que en Cataluña es dónde mas encuestados dijeron que ZP había ganado este debate. La derecha ha votado a su candidato y la izquierda y partidos nacionalistas han votado al candidato de la izquierda, estamos hablando de un porcentaje del 15% de los votos que representan estos partidos, se sobreentiende que en cualquier consulta ese porcentaje entra dentro de las personas encuestadas.

Otro dato a tener en cuenta es el realizado por los analistas de los dos medios escritos con más tirada, El País y El Mundo, en ambos casos con pequeñas diferencias no dan ganador a ninguno de los dos candidatos, a pesar de que la mayoría de las encuestas daban vencedor al Sr. Zapatero, y algún que otro comentarista de radio muy significado con ZP como Carlos Carnicero, de la cadena SER, no dejaba en muy buena posición al Sr. Zapatero en el comentario que realizó una vez acabado el debate. Sin entrar a valorar las declaraciones de dirigentes políticos de cada partido, que en el caso del PSOE fueron bien escuetas por parte del Sr. Caldera y Sr. Blanco, lo que da a entender que en su fuero interno no tenían tan claro que su jefe de filas hubiera ganado este debate.

Si entramos a valorar el debate en su conjunto, es significativo cómo tuvo que recular el Sr. Zapatero volviéndose a trasladar al 11-M, la guerra de Irak, los tiempos de Alianza Popular, el Sr. Aznar y llegar a mencionar al Sr. Bush (su demonio particular) como único argumento a las medidas que quiere realizar en materia económica. En la parte contraria lo único que le reprocho al Sr. Rajoy es no haber cogido por los cuernos el trasvase del Ebro y haberlo puesto encima de la mesa, el resto de su discurso es lo que es, el pacto del Tinell, ¿se firmó, o no se firmó?, ¿negoció el Sr. Zapatero con ETA después del atentado de la T4 o no negoció?, ¿mintió a los españoles con este tema o no mintió?, ¿la economía española está en recesión o no lo está? Hoy, 27 de febrero, el Banco de España ha emitido un boletín dónde dice: “La economía española sufrirá en el inicio de 2008 una desaceleración algo más pronunciada que a finales del pasado ejercicio”, y ante todos estos argumentos el Sr. Zapatero se escudó en cuatro gráficos, en el 11-M, Bush y Aznar, y los únicos argumentos que nos dejó encima de la mesa son 210 euros para los jóvenes que accedan a una vivienda en alquiler y los 400 euros que promete para la mayor parte de los españoles, que no es tal ayuda, sino un aplazamiento de lo que nos salga a pagar en renta y no a todos. Éstas son las soluciones económicas de un candidato que es el actual Presidente de Gobierno.

Esperaremos el próximo debate, dónde entiendo se centrarán ambos candidatos en propuestas concretas que generen una mayor confianza en los ciudadanos de lo que ha representado éste. No obstante la encuesta final y el ganador del debate se conocerán el próximo 9 de marzo.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba