Opinión

Una semana intensa y maravillosa llega a su final

El Tesoro de Villena no se encuentra en el Museo, sino en el corazón de cada uno de sus habitantes…

Durante la última semana la ciudad de Villena se convirtió en un punto de referencia para el mundo de la dirección orquestal. La celebración del Primer Workshop-Concurso Internacional de Dirección de Orquesta "Obras Maestras de la Música Sacra" se desarrolló de una manera intensa, con distintas actividades diarias que mantuvieron a los artistas ocupados desde tempranas horas de la mañana hasta muy entrada la noche.

Los directores, venidos desde Italia, Portugal, Colombia, Ecuador, Venezuela, Costa Rica y distintas ciudades de España, dieron lo mejor de si en cada instante y no vacilan en expresar su satisfacción ante el trato de los habitantes de Villena, el esfuerzo y gran corazón de los músicos de su Orquesta Sinfónica y la disposición de las autoridades locales para hacer de esta, una semana inolvidable.

El colofón de dicha semana fueron dos conciertos a casa llena, el primero de ellos en la Iglesia de Santa María y el segundo en la Concatedral de San Nicolás en Alicante. En ambas ocasiones, junto a la orquesta y los directores participaron 3 solistas excepcionales. Los asistentes a los conciertos no escatimaron palabras para exaltar la excelsa voz de la soprano Carmen Muñoz, de una calidad impresionante e impecable en todos los aspectos; la musicalidad y calidad técnica del contratenor Juan Francisco Sanz y la pasión y virtuosismo del joven violinista Román de Urrutia Coduras.

Los músicos de la OSVI han trabajado arduamente y se han crecido ante un repertorio exigente, demostrando que tienen muchas ganas de seguir adelante haciendo música y aprendiendo cada vez más. Mención aparte merece la labor de su director titular, el Maestro Isidro Alemañ, quien ha demostrado ser, aparte de un músico excepcional, de gran oficio y buen hacer, un líder cultural y una persona fuera de serie, que fue el motor de lo vivido durante esta semana inolvidable.

Durante estos días, los directores recibieron los consejos profesionales del Maestro Yury Galias (Bielorrusia) y el Maestro Gerardo Estrada Martínez (Venezuela) quienes no ocultan su gran satisfacción por los resultados obtenidos y la buena organización de cada una de las actividades.

En la faceta del concurso, los reconocimientos fueron distribuidos de la siguiente forma:

Primer Premio: Lourenco Cruz (Portugal)
Segundo Premio: Joaquín de la Cuesta (España)
Tercer Premio: Cristóbal Quirós (España)
Premio Especial de la Orquesta: César Sierra Baldovino (Colombia)
Premio a la Joven Promesa: Manuel Jurado (Venezuela)

Durante estos días, también hubo tiempo para descubrir las maravillas que tiene Villena, y los ilustres visitantes pudieron admirar las bellezas de las iglesias de Santa María y Santiago, el Castillo de Villena, el Teatro Chapí y el Museo con su impresionante tesoro. Fueron recibidos personalmente por el Alcalde de la ciudad en su despacho y firmaron el Libro de Visitantes. Y después de todo esto, todos han quedado de acuerdo en que el Tesoro de Villena no se encuentra en el Museo, sino en el corazón de cada uno de sus habitantes. ¡Hasta una próxima oportunidad!

Gerardo J. Estrada Martínez. Conductor-Composer.

 

[Total:1    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba