Ciudad

Villena acoge un homenaje a las víctimas del Holocausto nacidas en el Alto Vinalopó

El proyecto 'Construint Memòria' de la Generalitat recuerda a los 5 vecinos de Villena, Cañada, Camp de Mirra y Beneixama presos en campos de concentración nazis

La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, con motivo del 'Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto', retoma la tarea de reconocimiento por parte de la Generalitat a las víctimas valencianas del Holocausto.

Villena ha sido el escenario de la entrega de cinco 'Baldosas de la Memoria' del proyecto 'Construint Memòria' en recuerdo de cinco hombres de la comarca que pasaron por los campos de concentración y exterminio de Mauthausen y Neuengamme. Sus nombres son: Antonio Sáez Pardo, de Villena; Francisco Barceló Solera, de Cañada; Santiago Mas Francés, de Campo de Mirra; y Salvador Calatayud Alonso y Miguel Maestre Molla, ambos de Beneixama.

Coincidiendo con la efemérides, que también lo es de la liberación del campo de extermino de Auschwitz, se ha escogido esta jornada para realizar el primer acto de homenaje de la presente legislatura a los valencianos y valencianas que sufrieron el horror del régimen hitleriano. La consellera de Participación, Rosa Pérez Garijo, ha expresado su voluntad de dar impulso y continuar con esta tarea y seguir repartiendo las 'Baldosas de la Memoria' que todavía quedan, del total de 627 que representan a todas las víctimas valencianas del Holocausto, visitando periódicamente las diferentes comarcas y haciendo un acto conmemorativo a escala comarcal como el que ha tenido lugar hoy.

"Se trata de que en cada pueblo se conozca quiénes fueron las víctimas de los campos de exterminio nazis y que se reconozca ese recuerdo y esa memoria en cada municipio donde había valencianos y valencianas que sufrieron esa barbarie", ha manifestado al respecto Pérez Garijo.

Miguel Barceló recogiendo la placa que homenajea a su abuelo

Miquel Barceló, nieto de Francisco Barceló, quien murió en Mauthausen, ha mostrado su agradecimiento por el homenaje a su abuelo y ha subrayado "la necesidad de recordar a las víctimas y el dolor de aquellas y aquellos que sufrieron su ausencia, también las mujeres que quedaron a su suerte tras la desaparición de sus familiares".

El alcalde de Villena, Fulgencio José Cerdán, por su parte, ha indicado que "es bueno que la gente de la comarca conozca los nombres y recuerde a estas personas que lucharon en la Guerra Civil aquí en España y, después, en Francia dieron la cara para acabar con el nazismo y el fascismo". También la concejala de Bienestar Social, Sanidad, Participación Ciudadana e Igualdad, Alba Laserna, se ha pronunciado en ese sentido: "Desde 2016, en Villena, tenemos una comisión de trabajo permanente para la Memoria Histórica. En los tiempos que corren es necesario hacer ese ejercicio de memoria para poder construir un futuro mejor para todas y todos".

Finalizado el acto de entrega de las placas conmemorativas, al cual han asistido autoridades y ciudadanía, así como familiares de las cinco víctimas, los y las asistentes se han dirigido al Ayuntamiento de Villena, donde se ha instalado la primera de las cinco baldosas, dedicada a Antonio Sáez Pardo, que se ubicará por ahora en la entrada del Consistorio en tanto concluyen las obras de rehabilitación de la Casa Consistorial. Entonces se le otorgará un lugar definitivo.

Algunas de las autoridades asistentes al acto

Recuerdo a la historia de cinco víctimas. Salvador Calatayud Alonso nació en Beneixama en 1909. De acuerdo con lo que figura en la base de datos de españoles deportados a campos de concentración nazis del Ministerio de Cultura y Deporte, el 25 de enero de 1941 fue deportado a Mauthausen, donde permaneció recluido hasta la liberación del campo el 5 de mayo de 1945. También fue liberado Antonio Sáez Pardo, nacido en 1884 y natural de Villena, quién sufrió el horror nazi en Neuengamme desde el 24 de mayo de 1944 hasta conseguir su libertad. Antonio ya no volvió a Villena, vivió el resto de su vida en Barcelona.

Aprovechando su visita la Consellera ha firmado el Libro de Honor de Villena

En Mauthausen perecieron Francisco Barceló Solera y Santiago Mas Francés. Francisco Barceló, de Cañada, nació en 1898, fue deportado el 27 de enero de 1941 y murió tan solo ocho meses después, el 23 de septiembre del mismo año. Santiago Mas, del Campo de Mirra y nacido en 1900, sufrió un destino paralelo al suyo: llegó el mismo día que Francisco y murió apenas unos días más tarde que él, el 3 de octubre de 1941.

Sobre Miguel Maestre Molla, nacido en 1900 en Beneixama, se conoce la fecha de su llegada a Mauthausen, el 22 de mayo de 1941, pero sin embargo, de acuerdo con la información pública del Ministerio de Cultura y Deporte, no existen datos sobre cuál fue su destino después de esto.


[Total:3    Promedio:5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba