Economía

Castalla se blinda ante las plantas solares

La vecina localidad modificará su Plan General de Ordenación Urbana para regular la instalación de estas infraestructuras

Castalla será el primer municipio que fije una regulación urbanística para hacer frente a los 9 proyectos que tiene en espera para instalar megaplantas fotovoltaicas, con una ocupación prevista de casi 800 hectáreas de su término municipal, aproximadamente 2,5 veces el tamaño de su casco urbano y su polígono industrial.

Por esta razón, el consistorio ha decidido iniciar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana para zonificar el suelo en el que se podrían instalar plantas fotovoltaicas, pero nunca las 9 contempladas inicialmente.

De esta manera, Castalla quiere blindarse ante la avalancha de proyectos, que también se da en varios municipios de la zona, especialmente, en la comarca del Alto Vinalopó.

Y para ello ha adoptado dos medidas: la primera, proteger el suelo de elevada protección agrícola y paisajística ante la autorización de instalaciones fotovoltaicas de grandes dimensiones, pues a juicio de los técnicos municipales, desvirtúa el uso al que están destinados. Por lo tanto, "no se puede establecer que este tipo de instalaciones estén amparadas en este tipo de suelo", ha dejado claro el primer edil, Antonio Bernabeu, junto a la edil Maite Gimeno.

La segunda medida es iniciar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana, tal y como prevé la ley urbanística valenciana, la Lotup. Con este cambio, lo que pretende Castalla es crear suelo destinado a tal fin y establecer las directrices a seguir para la instalación de este tipo de instalaciones, siguiendo para ello criterios de equilibrio, coherencia y armonía con el entorno paisajista y urbanístico, ha explicado el alcalde. Como toda modificación puntual del PGOU, será sometida a información y exposición pública en su momento oportuno.


“Totalmente en contra”

Bernabeu ha recordado que en enero se inició el procedimiento para impedir estas macroindustrias en suelo de Castalla, “por eso promovemos blindar nuestro territorio a estos proyectos”. De salir adelante los proyectos, supondría cubrir cientos de hectáreas de Castalla con paneles solares.

Sin embargo, como ha explicado el regidor, “en el Ayuntamiento estamos totalmente en contra de acoger estas mastodónticas instalaciones en nuestro pueblo, porque supondrían un enorme impacto paisajístico y para el medio ambiente”.

Aunque son varios ayuntamientos los que han mantenido contactos con la Generalitat Valenciana –como Monóvar o Villena–, Castalla es el primero que adopta una modificación de su planeamiento para regular la implantación de las plantas fotovoltaicas. Los colectivos ecologistas sí que han comenzado a presentar alegaciones a los proyectos presentados en Villena.

[Total:4    Promedio:3.5/5]
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba